Viajar en transporte público en NYC sería más caro

MTA delibera sobre aumento en el transporte para el 2015

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Viajar en transporte público en NYC sería más caro
La que será la quinta subida en sólo ocho años, no tiene muy contentos a los usuarios del transporte público.
Foto: Mariela Lombar / EDLP

@jcmatossian

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) está analizando qué fórmula va a usar para implementar la subida de tarifas de metro y autobús prevista para el próximo año.

La duda es entre aumentar el precio de la MetroCard de $2.50 a $2.75 o dejar ese precio intacto y recortar en cambio los descuentos que hoy se dan por la compra de la tarjeta de abono ilimitado. En cualquier caso, es casi seguro que la tarjeta mensual subirá de $112 a $116 y la semanal de $30 a $31.

Será la quinta subida en sólo ocho años, algo que no tiene muy contentos a los usuarios del transporte público.

“¿No se dan cuenta de que no podemos pagar ese dinero?”, se quejó Fernando García (34), un mesero que vive en El Bronx y trabaja en Brooklyn. “El transporte público no es un lujo, es algo que necesitamos todos los días para llegar a nuestros empleos, y nuestro salarios no suben”.

La intención de la MTA es incrementar las tarifas 4% en el primer trimestre de 2015 y otro 4%, en 2016. La agencia tiene tiempo hasta fin de año para tomar una decisión.

La fórmula definitiva será determinada por votación de la Junta de la MTA, el mes que viene, después de que se celebren unas audiencias públicas que aún no tienen fecha. Luego el gobernador Andrew Cuomo deberá dar el visto bueno final y las nuevas tarifas se implementarían alrededor de marzo.

Pero el incremento puede terminar siendo mayor, dado la falta de recursos de la agencia para financiar su plan de inversiones para los próximos cinco años.

Estos aumentos son muy difíciles de explicar a los sufrientes usuarios. “Hace muy poco estábamos pagando menos de $100 por la MetroCard mensual; no puede subir tanto en tan poco tiempo después de la crisis que hemos pasado”, señaló Diego Lama, residente en Brooklyn, mientras se disponía a tomar el metro en la Avenida Atlantic. “No me importaría pagar más si el servicio de metro fuera mejor, pero va cada vez peor, cada vez tiene más averías y está más lleno”.

Precisamente, para resolver estos problemas, la MTA presentó recientemente un plan quinquenal de inversiones de $32,000 millones, de los cuales aún falta reunir $15,200 millones.

La forma en que se financiará este déficit dará seguramente lugar a un arduo debate en Albany, debido al control del senado que los republicanos (enemigos en principio del aumento del gasto público) obtuvieron en las elecciones de la semana pasada.

Si demócratas y republicanos no llegan a un acuerdo en la Legislatura estatal para destinar más fondos estatales o contraer deuda, la carga caerá seguramente de nuevo sobre el bolsillo de los usuarios, según advierten organizaciones que abogan por mejoras en el transporte.

“Lo realmente preocupante es que si los representantes políticos, en Albany, no encuentran una manera mejor para financiar el plan de inversiones, incrementos mucho mayores en las tarifas están esperando a la vuelta de la esquina”, alertó John Raskin, director ejecutivo de Riders Alliance.

Gene Russianoff, presidente de la otra gran organización que defiende a los usuarios de transporte Straphangers Campaign for NYPIRG, confía sin embargo en que la MTA no altere su plan de subidas.

“El presidente de la MTA, Tom Prendergast, prometió que no subiría las tarifas más allá del 4%, y es un hombre honorable, por lo que espero que mantenga su palabra”, señaló Russianoff.

No tire la MetroCard a la basura después de utilizarla o una vez que se ha agotado su dinero o tiempo acumulado.
Guárdela para recargarla luego en las máquinas de las estaciones, porque una tarjeta nueva cuesta $1 adicional. El personal de la MTA también le entregará una tarjeta nueva libre de carga si la que posee caduca o resulta dañada.

Si usted tiene 65 años o más, tiene derecho a solicitar una tarjeta de tarifa reducida, por la que sólo se le cobrará la mitad del valor.

A partir de 48 viajes al mes, estará ahorrando casi $0.20 por viaje al comprar una tarjeta mensual ($112). Si supera los 60 viajes, el ahorro supera los $0.60 por trayecto.

Las cuentas de pago fácil EasyPayXpress le permiten reabastecer su MetroCard, automáticamente, con su tarjeta de crédito o débito, con lo que no ahorrará dinero pero sí tiempo. Para abrir una cuenta debe completar un formulario, el cual se obtiene en línea en mta.info/metrocard/ EasyPayXpress.htm.

El Concejo Municipal de Nueva York aprobó el mes pasado una medida por la cual las empresas que tengan 20 o más empleados están obligadas a ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de acogerse a un programa federal que les permite apartar hasta $130 al mes de sus ingresos antes de impuestos para pagar por sus trayectos diarios en transporte público, de la misma manera que se hace con el seguro médico o la pensión.

Al dejar de tributar ese dinero, un neoyorquino que gane el salario medio ($50,000 al año), se ahorraría unos $443 al año en MetroCard, de acuerdo con un reporte de Riders Alliance.

Este alivio económico era antes ofrecido de manera opcional por las empresas, pero ahora es obligatorio. Las compañías tienen hasta fin de año para participar en el programa y ofrecérselo a sus empleados, si no quieren enfrentarse a multas.

Te recomendamos