Separan a dos bebés unidos por la cabeza en hospital de El Bronx

Los mellizos de 13 meses fueron separados, pero aún les queda un largo camino que recorrer

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Separan a dos bebés unidos por la cabeza en hospital de El Bronx
Los niños de 13 meses nacieron unidos por la cabeza.
Foto: (Facebook/Nicole McDonald)

La operación quirúrgica para separar a dos bebes unidos por la cabeza fue un éxito, pero los próximos días son claves para la recuperación de los infantes, que aún tendrán que ser sometidos a más intervenciones.

Jadon y Anias McDonald fueron operados en el Hospital de El Bronx, del centro médico Montefiore, el jueves. Los hermanos de 13 meses nacieron conectados por la parte superior de sus cabezas y, para poder tener una vida normal, tuvieron que someterse a una compleja intervención de más de 16 horas.

La madre de los pequeños, Nicole McDonald, contó su preocupación a través de varias publicaciones en su perfil de Facebook.

“Los próximos meses serán cruciales para la recuperación y no sabremos seguro si Anias y Jadon se pondrán bien durante muchas semanas”, relataba este viernes.

Los bebés compartían tejido cerebral y venas principales, una situación muy extraña que sólo ocurre en uno de cada 10 millones de nacimientos. El cirujano encargado de dirigir el procedimiento  fue James Goodrich, que tiene experiencia en otras siete operaciones anteriores de separación de mellizos.

Según los primeros informes, aunque Anias es el bebé con más vasos sanguíneos, éste mostró más dificultades durante la intervención y ha tenido que volver a ser atendido por el personal médico. El resultado aún es incierto, pero podría sufrir parálisis en algunas partes del cuerpo. Según el Daily News, Jadon tiene un pronóstico muy favorable.

Los padres de los mellizos decidieron operar a los menores pese a los altos riesgos para que éstos pudieran tener una visa normal. Una vez que se recuperen, tendrán que someterse a otras operaciones de reconstrucción del cráneo y una larga rehabilitación para aprender a gatear y mantenerse sentados.

La operación fue cubierta en su mayor parte por el seguro médico, pero una campaña de GoFundMe recaudó más de $100,000.

Te recomendamos