Cinco avances que veremos en los smartphones el próximo año

Mejores procesadores, mayor capacidad de almacenamiento y de conectividad es algo de lo que veremos en el 2017

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Cinco avances que veremos en los smartphones el próximo año

Siempre es una incógnita saber qué tendrá el próximo celular; sin embargo, existen algunos indicios: uno de ellos es ver las capacidades que tendrán los módems que seguramente serán incluidos en muchos modelos de smartphones.

En esos chips se encuentran varias de las funciones esenciales de un teléfono: la conectividad a distintas redes y la velocidad máxima posible, la capacidad de procesamiento de tareas, y hasta sensores de color para capturar mejores fotografías, entre otras cosas.

Qualcomm, el mayor fabricante de estos pequeños cerebros para dispositivos móviles, presentó algunas innovaciones que se verán en distintos teléfonos en el 2017. ¿Qué capacidades tendrán los celulares próximamente?

Hasta 1 Gbps de descarga

Todo, claro, depende de varias variables: el operador, la antena, el dispositivo. Pero al menos la posibilidad de descargar un gigabit de datos por segundo estará disponible en la próxima generación de chips, gracias al módem X16, que será incluido en la próxima generación de gama alta de los Snapdragon, los más populares en el segmento (solo el Snapdragon 820 estuvo incluido en más de 150 diseños, entre ellos en una versión del Galaxy S7 de Samsung, o el G5, de LG). El X16 es el primero en

¿Algunos de los beneficios que tendría contar con esta velocidad? En la compañía, imaginan varios escenarios: realidad virtual y aumentada, combinada con contenido en vivo. Esto es, ponerse el casco para ver un evento deportivo en directo o utilizar los Holo Lens, de Microsoft, para ver contenido en tiempo real, respectivamente.

Entretenimiento, información instantánea, conexión inmediata a la nube para subir y bajar información sin estar preocupado por si algo está de manera local (en el dispositivo) o subido a un servicio, con disponibilidad inmediata.

En tu cara estará la seguridad

Según Qualcomm, la seguridad del futuro en los dispositivos dependerá de múltiples factores. Si bien muchos teléfonos tienen el lector de huella digital, la mayoría de esos aparatos son de gama alta. Eso podría cambiar en los próximos meses, en el que productos de gama media (algunos ya lo están haciendo), o incluso dispositivos de entrada, podrían agregarle este mecanismo de “logueo”.

Desde hace un tiempo, Qualcomm agregó la posibilidad de sumar un lector de iris a sus dispositivos (su estructura tiene más complejidad que una huella digital, por lo que su identificación es más segura); lo tiene el Lumia 950, lo tenía el fallido Samsung Galaxy Note 7. Los próximos teléfonos, dicen en la compañía, permitirán verificar la identidad con el iris para usarlo en pagos móviles.

La cámaras podrán detectar también la retina o el rostro y combinarse entre ellas para lograr un objetivo: por ejemplo, el lector de iris y la huella dactilar podrían trabajar en conjunto para verificar que alguien es propietario de una tarjeta para terminar de verificar un pago.

Tu celular aprenderá de lo que haces

Ya hay aplicaciones de celulares que utilizan capacidades cognitivas para entender los comportamientos que los usuarios realizan con su celular. Pero son pocas: según un estudio de la consultora IDC, menos del 1 por ciento de los desarrolladores incorporan estas capacidades en sus aplicaciones hoy, algo que llegaría al 50 por ciento en 2018.

La inteligencia cognitiva utiliza múltiples capas de información para inferir algo. Si tiene ruedas, muchos pasajeros y un chofer, es posible que se trate de un transporte público, un colectivo o similar. Cada capa sucesiva aprovecha la información procesada por la capa anterior. Permite a los chips aprender representaciones de datos con múltiples niveles de abstracción. Así es como funciona el cerebro humano y es así como está empezando a hacerlo el smartphone, con los desafíos de consumir poca energía en el proceso. Infieren sin necesidad de comparar con datos online, como hacen servicios de asistencia virtual, como Siri o Cortana.

Los dispositivos podrán reconocer objetos, clasificar escenas, reconocer voces, traducir en tiempo real (algo que ya hacen, pero en forma incipiente), ahorrar energía, etc. Estos mismos chips, que aprenden y ejecutan, son los que también estarán en otros dispositivos. Los autos autónomos, por ejemplo, utilizarán también estos niveles de abstracción para tomar decisiones: sobre todo, entender qué objetos tienen alrededor, donde comienza uno y termina el otro, etcétera.

¿Viene el 5G? ¿Solo a smartphones?

El 5G es una tecnología incipiente, claro, que no tendrá su estándar (es decir, que muchas compañías se pongan de acuerdo en cómo va a funcionar) hasta el 2020. Sin embargo, Qualcomm ya dio el puntapié de lo que imagina, sentará algunas de las bases de la industria. Empezó con las pruebas de esta tecnología con un módem (el X50) que soporta velocidades con transferencias de hasta 5 Gbps. En 2018, llegarán los primeros dispositivos con este módem incorporado.

El 5G no está pensado solo para smartphones. Es algo más profundo e involucra a todos los dispositivos de Internet de las cosas: ropa, autos, ciudades. Todos tendrán este tipo de conexión para que los diferentes dispositivos conectados “dialoguen” entre sí. En la presentación, Toyota mostró cómo en sus pruebas de autos autónomos, los vehículos se comunicaban entre sí para evitar colisiones.

Por eso es que esta tecnología no se refiere solo a mejores velocidades: es conectar dispositivos diversos entre sí y que puedan hacer la vida (las ciudades, los dispositivos, la casa) más inteligente, combinando información y comunicación. “Si ven un dron por dentro, ya parece un smartphone“, ejemplificó el vicepresidente ejecutivo de Qualcomm, Cristiano Amon.

La empresa de chips está diversificando su plataformas a medida que los límites son más difusos, incluso pensando en “Snapdragons” para distintos productos como cámaras de seguridad, autos o ropa. Todos, claro, con posibilidad de estar conectados permanentemente e intercambiando datos en tiempo real.

Nuevos procesadores Snapdragon

La compañía también renovó su línea de procesadores con nuevos modelos de gama media: los Snapdragon 653, 626 y 427; los tres aceptan carga rápida de la batería (Quick Charge 3.0), soporte para doble cámara principal (como tienen Apple, LG y otros), módems CAT 7 capaces de soportar descargas de hasta 300 megabits por segundo, hasta 8 GB de RAM (el 653); llegarán a la gama media a fin de este año y principios del próximo. El plato fuerte en procesadores de la compañía será el rumoreado Snapdragon 830, aunque todavía no tuvo su anuncio oficial.

Te recomendamos