Concejo Municipal busca restringir la ley de eliminación de molestias

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Concejo Municipal busca restringir la ley de eliminación de molestias
La mayoría de las personas afectadas por estas leyes vienen de vecindarios mayormente latinos y afroamericanos.

Por muchos años, innumerables neoyorquinos han denunciado que la Ley de Eliminación de Molestias (NAL), conocida en inglés como ‘nuisance abatement’, permite que se violen a sus derechos civiles. Esta iniciativa da poder a la Policía de cerrar negocios o expulsar a individuos de sus hogares sin su consentimiento, cuando han sido acusados de una actividad criminal, aunque luego se determine que son inocentes.

Y para cambiar esta práctica policial, que ha sido catalogada de injusta e inconstitucional, se introdujo en el Concejo Municipal un paquete legislativo que busca frenar su aplicación, algo que beneficiaría principalmente a los neoyorquinos que forman parte de las minorías. Una investigación de la organización ProPublica demostró que 9 de cada 10 casos de NAL procesados por el Departamento de Policía (NYPD) afectó a personas de color.

“Este paquete legislativo reformará las leyes para eliminar las sanciones más draconianas, y limitar su aplicación para asegurarse de que las personas inocentes no pierdan sus hogares o negocios, a la vez que sigue permitiendo el cierre rápido de casas ilegales de prostitución, las bodegas que venden K2, y otras molestias reales cuando es apropiado”, expresó la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito cuando el miércoles anunció la introducción de las 13 nuevas legislaciones.

NAL fue creada en 1977 para combatir la prostitución rampante en Times Square y cerrar rápidamente establecimientos que se consideraban “molestias”. Pero en los pasados años los oficiales se han enfocado en aplicar la ley en residencias particulares donde se venden drogas o negocios que venden alcohol a menores.

David Díaz ha sido uno de los que ha denunciado públicamente el uso de práctica policial. En el 2013 el NYPD realizó una redada en su casa en donde varios adultos fueron detenidos pero sólo uno fue condenado por posesión de drogas. Seis meses más tarde, el padre de familia puertorriqueño recibió una orden de desahucio en conformidad con la Ley de Eliminación de Molestias. Los policías iban a cerrar el apartamento pero les dio pena cuando vieron a la hija de Díaz, que en ese tiempo tenía 9 meses, y dejaron que se quedara.

Pero, según le contó Díaz a El Diario, dos días más tarde en la corte el abogado del NYPD lo convenció de que firmará un contrato que lo dejaba quedarse en su casa pero prohibía que dos de sus hermanos vivieran con él y le daba a la Uniformada permiso de entrar a su casa cuando quisiera y sin orden judicial.

“En ese tiempo pensaba que el hombre era mi abogado”, explicó Díaz, agregando que le creyó cuando le dijo que si no firmaba el papel iba a perder su apartamento.

“Me siento triste que la Ciudad me haga esto y divida mi familia por nada”, expresó el puertorriqueño, quien ahora tiene a uno de sus hermanos viviendo con un primo y otro que se ha convertido en vagabundo.

El NYPD indicó que todavía no ha evaluado la nueva propuesta, pero dijo que están dialogando con el Concejo. “Acogemos la supervisión y análisis del asunto. Es una herramienta importante para mantener a las comunidades seguras. Sacar a criminales de residencias y establecimientos comerciales es algo que hemos estado haciendo por más de 20 años. Vamos a trabajar con el Concejo, y si ellos sienten que hay cambios que hay que hacer al programa, vamos hacerlos”, expresó Lawrence Byrne, subcomisionado de Asuntos Legales del NYPD.

Dos provisiones de en la nueva ley harían que situaciones como la de David Díaz no ocurra. Primero se eliminará la posibilidad de que el NYPD cierre una residencia o un local comercial sin una orden judicial. Segundo, se establece que la venta y no la posesión de drogas ilegales sea causa para desahucio. Además, la ley requiere que cuatro ventas en vez de tres se consideran una “molestia”.

Díaz es uno de los principales demandantes en una querella colectiva contra la Ciudad y el NYPD. Su abogado Robert Everett Johnson, del Instituto por Justicia, dijo que el paquete de leyes es un buen primer paso para prevenir situaciones como la de su cliente vuelvan a suceder en el futuro.

“Estas reformas proveerán alguna ayuda pero no harán nada para las personas que ya fueron víctimas de esta ley y por eso seguiremos hacia adelante con nuestra demanda, aunque la propuesta pasen o no”, dijo Johnson.

Cambios propuestos a NAL:

  • Hace que la venta y no la posesión de drogas, sea razón para procesar un caso de NAL.
  • Obligaría al NYPD a reportar el uso de casos de NAL incluyendo la relación entre NAL y llamadas de 311 o 911 y la tasa de casos divididos por cuarteles.
  • Haría que los negocios se pueden cerrar después que le venda alcohol a menores 4 veces en vez de 1.
  • Requiere que la policía mande las drogas obtenidas a un laboratorio para asegurar que son ilegales.
  • Elimina que se pueda usar NAL por “informantes confidenciales” y requiere que un oficial sea testigo de por lo menos un incidente de venta de drogas.

 

Te recomendamos