¿Deberías incluir ’emojis’ en tus mensajes laborales?

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
¿Deberías incluir ’emojis’ en tus mensajes laborales?

¿Eres de esas personas que incluyen en sus correos electrónicos caritas sonrientes, emojis o emoticons? ¿Te preguntaste alguna vez si es adecuado agregarlos en correos a tus supervisores, o colegas de trabajo?

Según una encuesta realizada por la empresa de personal Robert Half, el 61% de los directivos entrevistados cree que está bien hacerlo en ciertos casos; mientras que el 39%, o cuatro de cada 10 directivos, consideran que incluir emoticons no es profesional. El 59% de los empleados dijo  usarlos muy poco, casi nunca.

Las comunicaciones e intercambios digitales no tienen “tono” y es común que se malinterpreten los mensajes o la actitud detrás de las palabras. Por ello, muchas personas recurren a caritas y emoticons que las ayuden a transmitir sus sentimientos. Pero en ciertas circunstancias, incluir un emoji en un correo laboral, puede ser visto como poco profesional.

Compartimos algunas sugerencias para considerar, antes de recurrir a las caritas sonrientes:

  • Usa tus palabras. Si no estás seguro de cómo van a interpretar el emoji, mejor no lo uses y escribe lo que quieras trasmitir. Si escribir no es tu fuerte, opta por un llamado teléfonico o una reunión cara a cara. No uses las caritas a menos que estés seguro de que no serán mal interpretadas.
  • Limita su uso. Quizás una carita o dos pueden pasar desapercibidas o darle un tono amistoso a tu mensaje, pero no insisitas en usarlas hasta el punto que se conviertan en una distracción molesta.
  • Considera la situación. Si en la empresa para la cual trabajas existe una atmósfera casual, nadie va a ofenderse. Pero si ninguno de tus colegas lo hace, o sí se trata de un mensaje formal, evita incluirlas.

Hay caras y caras

Según la encuesta sobre el uso de emoticons, algunos signos son aceptados más que otros.

  • El 21% de los encuestados dijo que usar la carita sonriente era divertido.
  • El 40% indicó que la manito de OK estaba bien, pero sólo en ciertas circunstancias
  • El 39% dijo que incluir un pulgar hacia abajo (thumbs down) no era profesional.

Entre aquellos que admitieron incluir caritas y emojis en sus comunicaciones:

  • El 26% dijo usarlos ocasionalmente y opinó que no eran muy profesionales.
  • El 19% confesó usarlos todo el tiempo, porque ayudan a transmitir los sentimientos detrás del mensaje.
  • El 22% dijo que si bien los usaban, los limitaban  a comunicaciones casuales con otros colegas, y no los incluían en comunicaciones con sus supervisores.
  • El restante 33% respondió que nunca incluían caritas y preferían describir sus sentimientos con palabras.

Te recomendamos