El equipo de moda de la NFL es un viejo conocido que el domingo puede sacudir a la liga

Luego de 13 temporadas sin saber lo que es ser ganador, el equipo de Oakland comparte la cima con los campeones Broncos, a los que esperan el domingo

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
El equipo de moda de la NFL es un viejo conocido que el domingo puede sacudir a la liga

Los Raiders llevan 13 temporadas sin acabar con un récord ganador.

Los Raiders siguen siendo el equipo rudo e indisciplinado por excelencia de la NFL (cometieron 23 infracciones el juego pasado, un récord).

Los Raiders quieren mudarse de ciudad (otra vez) y ahora seducen a Las Vegas para construir un moderno estadio.

Pero a pesar de todo lo anterior, realidades que han desgastado a la que llegó a ser una orgullosa potencia del futbol americano profesional, los Raiders son el equipo sensación en la temporada 2016.

¿La razón? Los Raiders han vuelto a ser un equipo de respeto, ganador y peligroso contendiente a los playoffs.

Con marca de 6-2 al llegar al punto medio de la campaña, el equipo apodado como “Los Malosos” por el reconocido y ahora retirado cronista mexicano Fernando Von Rossum, están como líderes de su división y cerca de darle un ansiado giro a su historia reciente.

Tres victorias más en lo que resta de 2016 y los Raiders asegurarán una temporada con más juegos ganados que perdidos, algo que no consiguen desde la temporada de 2002, cuando incluso llegaron al Super Bowl, el cual perdieron contra Tampa Bay, entonces dirigido por el exentrenador de los Raiders Jon Gruden, quien los desmanteló.

Los nuevos Raiders tienen, por fin, un liderazgo bien identificado. Jack Del Rio llegó como nuevo entrenador en jefe antes de la campaña pasada y de inmediato puso orden en el llamado “Hoyo Negro”, como se le conoce al estadio de Oakland, aunque en los pasados años ha sido más bien un “negro hoyo” de fracasos, porque Oakland apenas y pudo tocar la marca de .500 en 2010 y 2011 y fuera de eso se ha acostumbrado a campañas de 11, 12 o hasta 14 derrotas.

Pero con Del Rio es distinto. El excoach de Jacksonville es un líder natural, lo cual ya se apreciaba desde sus días como linebacker con equipos como Cowboys y Vikings.

El problema está en el palco

Pero un buen entrenador no es suficiente, y en el caso de los Raiders los problemas han venido casi siempre desde el palco del dueño, con un propietario que se metía demasiado en las direcciones a nivel de campo (Al Davis, 1929-2011), y un heredero (Mark Davis) que es volátil y que aún está en aprendizaje como conductor de la franquicia.

Mark Davis, al mismo tiempo, se ha dado a la tarea de conseguir un nuevo estadio –algo en lo que el papá dejó mucha pestilencia, sobre todo en Los Ángeles–, dando pasos serios para hacer que los Raiders vuelvan a mudarse pronto. Las Vegas parece el destino si los dueños de la NFL votan a favor, pero aún está en pie la opción de regresar a Los Ángeles como inquilino en la futura casa de los Rams.

Más allá de ese tema, lo realmente emocionante acerca de los Raiders es que por fin hallaron a su quarterback, la posición más importante y difícil del deporte.

Derek Carr, originario de Bakersfield, California y en su tercera temporada desde que fue reclutado de Fresno State en la segunda ronda del Draft de 2014, no ha dejado de crecer como mariscal de campo y en 2016 está teniendo un estirón importante que rápidamente lo convierte en estrella.

Con calibre de ‘MVP’

Un año después de haber demostrado ser muy prolífico como pasador (3,987 yardas, 32 pases de touchdown, 13 pases interceptados, el impetuoso jugador de 25 años que juega con una pasión similar a aquella de Brett Favre, ha lanzado en sus primeros ocho partidos para 2,321 yardas con el 66% de pases completos, 17 touchdowns y tan solo 3 pases interceptados, y no es exagerado pensar que pueda aspirar al trofeo de “MVP” de la liga si continúa jugando bien y sobre todo ganando partidos.

Los Raiders, con Carr, con los muy talentosos receptores Amari Cooper (52 recepciones) y Michael Crabtree (47 rec. y 6 TDs), y una defensa en ascenso liderada por Khalil Mack, a que muchos consideran que se convertirá en el más temible “cazador de quarterbacks” de la liga con permiso de Von Miller, de los Broncos, han ganado sus cinco juegos como visitantes de la temporada.

Pero también es cierto que contra equipos ganadores aún no han podido. Perdieron contra Atlanta y Kansas City en Oakland. Y este domingo, cuando la NFL empieza a teñirse de negro y plata tras muchos años de no hacerlo, los Raiders tienen un juego realmente grande al recibir a los campeones Broncos de Denver, tradicionales rivales de su división con quienes están empatados como líderes.

Un triunfo el domingo será solo la confirmación de lo que salta a la vista: los Raiders están de regreso.

¿El fin del ‘negro hoyo’?

Temporada         Récord  Pos*.

2002**               11-5        1

2003                  4-12       3

2004                  5-11       4

2005                  4-12       4

2006                  2-14       4

2007                  4-12       4

2008                  5-11       3

2009                  5-11       3

2010                  8-8         3

2011                  8-8         3

2012                  4-12       3

2013                  4-12       4

2014                  3-13       4

2015                   7-9        3

2016                   6-2        1

* Dentro de su División

**Llegaron al Super Bowl (perdieron contra Tampa Bay)

Te recomendamos