Evita estas 3 estafas al reservar viajes en línea

Puedes convertirte en el blanco de estafadores cuando realizas reservaciones de vacaciones y hoteles

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Evita estas 3 estafas al reservar viajes en línea
Foto: Shutterstock

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con un agente de viajes en persona? En los últimos años, el negocio de las reservaciones de viajes se trasladó casi en un 100% a internet. Por lo tanto, no es de extrañar que los estafadores y embaucadores manipulen internet para aprovecharse de los consumidores desprevenidos.

Charlie Abrahams, vicepresidente senior de MarkMonitor, que ayuda a las empresas a proteger sus marcas en línea, destaca 3 estafas de viajes que se han estado introduciendo sigilosamente en la industria:

Phishing (suplantación de identidad). Hasta hace poco, la mayoría de los intentos de phishing estaban dirigidos a la industria de los servicios financieros, enfocados en engañar a los clientes para que revelaran sus números de cuenta y contraseñas. Pero a medida que los bancos y las empresas de corretaje fortalecieron sus defensas, los suplantadores de identidad empezaron a desplazarse a otras industrias. “Los viajes son uno de los blancos más populares actualmente”, manifiesta Abrahams.

Operan de la siguiente manera. Los estafadores identifican a los clientes frecuentes de todo: desde agentes de viajes hasta cadenas hoteleras en línea. Recibirás un correo electrónico que te advierte, por ejemplo, que tus puntos Marriott van a vencer o que tu agente de viajes preferido te ofrece un descuento. El correo contiene un vínculo y te recomienda que inicies sesión de inmediato. Pero cuando ingresas tu información de inicio de sesión, el suplantador captura tu información personal —nombre, dirección, número de tarjeta de crédito— y puede descargar malware en tu computadora.

Para protegerte de estos tipos de estafas relacionadas con viajes, nunca hagas clic en el vínculo de un correo electrónico. “Si recibes un correo electrónico que te implora que inicies sesión, ten mucha precaución acerca del ingreso de contraseñas o información de credenciales”, recomienda Abrahams. “Es probable que se trate de una trampa”. En su lugar, inicia sesión en el sitio legítimo para confirmar la solicitud.

Estafas de pago por clic. Al ser una industria en línea, los viajes son un negocio donde el éxito está impulsado por los clics, independientemente de que esos clics conduzcan a un sitio legítimo o a uno que pretenda atraer a los consumidores a otro lugar.

Si buscas el nombre de un hotel en particular, es probable que el primer listado que aparezca sea un anuncio de un servicio de reservas, no el sitio de un hotel específico. Si bien, con frecuencia, se trata de una sociedad perfectamente legítima, es posible que no siempre presente la mejor oferta para los consumidores. Lo inaceptable es que los defraudadores usen las palabras claves de búsqueda para desviar a los consumidores a sitios ilegítimos que ofrezcan pasajes aéreos o vouchers de hotel falsos.

¿Qué debes hacer entonces? Verifica más de un sitio para comparar ofertas. No olvides buscar las tarifas en el sitio web del hotel o el sitio web de la aerolínea, que ofrecen precios especiales. Con respecto a los hoteles, también puedes seguir la vieja escuela y llamar directamente al hotel —no al número central de reservaciones— para consultarle los descuentos a un ser humano que tenga información actualizada y de primera mano. Si te mantienes alerta a las estafas relacionadas con viajes, podrás detectar esta.

Manipulación del motor de búsqueda. También conocido como “SEO de sombrero negro” (por las siglas en inglés de “optimización del motor de búsqueda” y los sombreros negros que usaban los villanos de las antiguas películas de vaqueros) o “cyber-squatting” (invasión cibernética), este giro en la manipulación de los motores de búsqueda es utilizado por los estafadores que insertan marcas, lemas o marcas registradas de otras empresas para indicar una relación que no existe.

El consumidor puede ver frustrada su búsqueda por defraudadores que usan una marca muy conocida o una marca registrada en el contenido de su sitio web para aumentar su credibilidad cuando, en realidad, dicha sociedad no existe. O los estafadores pueden “invadir” la URL de un sitio web que suena como lo que estás buscando, por ejemplo, MarriottLosAngeles.com, y llenarla de anuncios de cruceros y tours que no fueron aprobados por Marriott.

Esta práctica te hace perder tiempo y es molesta, pero no es verdaderamente maliciosa. Para evitarla, escribe con cuidado las direcciones web y asegúrate de estar en el sitio oficial.

– Catherine Fredman

Te recomendamos