Equipo de transición de Trump navega tormenta política

Aunque el presidente electo afirma que los trabajos van viento en popa

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Equipo de transición de Trump navega tormenta política

WASHINGTON.- El presidente electo, Donald Trump, asegura que el proceso de transición va viento en popa, pero en los últimos días el equipo ha sido objeto de acusaciones de “revanchismo”, y varios republicanos en el Congreso muestran escepticismo sobre algunos de sus posibles nombramientos.

Al parecer, aunque los republicanos dentro y fuera del Congreso celebran su inesperada victoria en las urnas el pasado 8 de noviembre, algunos han expresado públicamente su malestar por el caótico proceso de transición.

Trump afirmó que el proceso está “bien organizado”,  negó que esté ignorando llamadas de líderes internacionales, y ridiculizó titulares de prensa  que dan fe del caos dentro de su equipo de transición.

 

Trump también calificó de “falso” que su equipo estuviese intentando conseguir credenciales de acceso a información de máxima seguridad a sus tres hijos adultos, Ivanka, Donald Jr, y Eric.  La cadena ABC dijo que, según fuentes del equipo de transición, un empleado fue despedido por iniciar una “solicitud informal”.

Aguas turbulentas

Desde que ganó la presidencia, su equipo de transición ha tenido tropiezos que lo han expuesto a críticas en ambos partidos y ha efectuado una “purga” de líderes, además de que ha dado a los tres hijos adultos de Trump puestos de protagonismo.

El vicepresidente electo, Mike Pence, tomó las riendas del equipo de transición, desbancando al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie y a unas cinco personas allegadas a éste.

También quedó eliminado el excongresista republicano, Mike Rogers, quien estaba asesorando a Trump en asuntos de seguridad nacional, dentro del equipo formado por Christie.

Según la cadena CNN, el yerno de Trump, Jared Kushner, ha tenido implicación directa en los cambios en el equipo, en particular en la “purga” de socios de Christie.

Al parecer, el padre de Kushner fue enjuiciado y encarcelado en 2004, cuando Christie fue fiscal federal en Nueva Jersey, bajo cargos de evasión de impuestos, manipulación de testigos y donaciones electorales irregulares.

“¿Que si hay un poco de confusión en Nueva York? Creo que sí”, afirmó Rogers a CNN, aunque achacó los problemas a la evolución natural del proceso de transición.

Bannon, siempre en la mira

La selección del presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, como jefe de Gabinete, provocó abucheos de quienes votaron por Trump por su combate contra el “establishment”.

Sin embargo, de todos los nombramientos hasta la fecha, el más polémico sin duda, ha sido el del ultraderechista Steve Bannon, el exejecutivo del sitio “Breitbart News”, que ahora se atribuye parte de la victoria de Trump.

Priebus y Bannon son diametralmente opuestos: Priebus se ha forjado la reputación de buscar consenso, mientras que Bannon ha ido contra el “establishment” a través de “Breitbart News”.

Desde su puesto como principal estratega y asesor político en la Casa Blanca, Bannon será la “mano derecha” de Trump, que ganó los comicios con promesas de “desaguar el pantano” en Washington.

Bannon ha sido acusado de misoginia, y de mantener posturas nacionalistas, anti-inmigrantes, toda vez que, según sus críticos, “Breitbart News” sirve de plataforma de la “derecha alternativa” y, en paralelo, promovió activamente la campaña de Trump.

Además, muchos de los que ahora figuran en el círculo íntimo de Trump son personas ligadas al sistema corporativo contra el que el magnate empresarial construyó su campaña.

El saliente líder de la minoría demócrata, Harry Reid, el senador Bernie Sanders,  y algunos conservadores, como Glenn Beck, han criticado la selección de Bannon, mientras que 169 demócratas de la Cámara Baja enviaron hoy una carta a Trump pidiendo que lo retire de su encumbrado cargo, algo que es poco probable, según observadores.

Eliot Cohen, un exfuncionario del gobierno de George W. Bush, explicó que siempre hay desorden inicial aún cuando hay una “transición normal”, pero con Trump todo será distinto.

“Esta vez puede ser diferente. Trump no fue un candidato normal, la transición no es una transición normal, y esto probablemente no sea una administración normal”, advirtió Cohen.

Polémica por nombramientos al Gabinete

A juzgar por las reacciones a algunos de sus nombramientos, Trump posiblemente tampoco tenga una “luna de miel” con los republicanos en el Congreso.

El Senado tiene que confirmar a todos los eventuales miembros de su Gabinete presidencial y algunos nombres en la baraja para secretario de Estado, como el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, y el exembajador ante Naciones Unidas, John Bolton, no son del agrado total de algunos republicanos.

El senador republicano por Kentucky, Rand Paul, por ejemplo, ya dejó entrever que posiblemente se opondrá a Giuliani y a Bolton, por consideración, tanto en una columna de opinión como en un programa de CNN, que ninguno estaría a la altura del cargo.

Cohen dijo en su cuenta de Twitter que su nueva recomendación a republicanos escépticos de sumarse al gobierno de Trump es “que se alejen”.

“Después de mi intercambio con el equipo de transición de Trump, cambié mi recomendación: aléjense. Son unos furiosos, arrogantes, gritando ´ustedes PERDIERON!´ Será algo feo”, advirtió Cohen.

Por su parte, durante una conferencia de prensa, líderes conservadores del “Freedom Caucus” afirmaron hoy que los republicanos se tomaron en serio su papel de velar por que Trump “no se exceda” en sus poderes ejecutivos.

El legislador republicano de Idaho, Raúl Labrador, afirmó que, a su juicio, parte del estancamiento en el Congreso se debe a que ambos partidos “lucieron sus camisetas… nosotros nos pondremos la camiseta legislativa”.

Te recomendamos