Un observador permanente dará cuenta de lo que pase en cárceles de NYC

El concejo aprobó la ley que busca frenar violencia, el uso de fuerza y la violación de derechos de los prisioneros

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Un observador permanente dará cuenta de lo que pase en cárceles de NYC
La ciudad de Nueva York pagó $13.1 millones en 2015 para hacer frente a indemnizaciones, judiciales y extrajudiciales, planteadas en demandas y quejas por víctimas de violencia en las cárceles.

El Departamento de Investigación de la ciudad tendrá un Observador permanente que supervisará las operaciones del Departamento de Correccionales (DOC), una iniciativa encaminada a corregir los problemas de larga data en las cárceles relacionados con la violencia, el uso de la fuerza por parte del personal carcelario  y la violación de los derechos de los prisioneros.

“La creación de cárceles dignas y humanas que ofrezcan seguridad tanto a los funcionarios del DOC como a los prisioneros es fundamental en nuestro compromiso de mantener un sistema justo y equitativo de justicia penal”, dijo la presidenta del Concejo Milisssa Mark-Viverito, principal proimotora de la medida.

El proyecto de ley  mediante el cual se crea la figura del Observador fue aprobado por el concejo ayer y fue inspirado tras la creación de un Inspector General para el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, también aprobado por el cabildo en 2013. Esta legislación fue propuesta inicialmente por Mark-Viverito en su informe sobre el Estado de la Ciudad  2016.

La ley aprobada bajo el código 1228-B, patrocinada, establecerá una entidad permanente para monitorear, revisar e informar sobre el DOC de manera continua. La entidad centrará su atención en temas relacionados con la mejora de las condiciones en las cárceles de la ciudad, la protección de la seguridad de los empleados departamentales y la protección de los derechos de los reclusos.

“Al crear un observador permanente para supervisar las condiciones en las instalaciones del DOC, se continuará con nuestro trabajo de implementar reformas sistemáticas en las cárceles de la ciudad”, agregó Mark-Viverito, al tiempo de agradecer  al Departamento de Investigación como al Comité de Servicios  de Justicia Criminal  por el apoyo ofrecido en llevar adelante el proyecto de ley.

La violencia en cárceles no cesa

Un reporte revelado en marzo del presente año por el Contralor de la Ciudad Scott Stringer estableció que la ciudad de Nueva York pagó $13.1 millones en 2015 para hacer frente a indemnizaciones, judiciales y extrajudiciales, planteadas en demandas y quejas por víctimas de violencia en los correccionales de la ciudad, particularmente en la controversial cárcel Rikers Island.

Según ese informe, el año pasado se interpusieron 2,846 quejas ante el Departamento de Correccionales, un 27% más que en 2014. Es un porcentaje que afirma la tendencia al alza que se ha registrando en los últimos siete años en los que las demandas han aumentado en un 172%.

La oficina de Stringer tiene datos que, además, mantienen que la situación está lejos de mejorar este año. Según el informe entre enero y febrero han aumentado las demandas un 38% con respecto a los mismos meses del año anterior.

Consecuentemente, la Ciudad de Nueva York está usando cada vez más fondos públicos para hacer frente a estas demandas que llegan tanto por parte de presos como por parte del personal de las prisiones. El año pasado se dedicó un 66% más de dinero a estas indemnizaciones que en 2014 y desde 2009 la subida ha sido del 122%.

Te recomendamos