China: “Me casé con un hombre para quedarme con mi novia”

Ou Xiaobai vivió mucho tiempo la presión familiar y social de China para encontrar esposo. Ella es lesbiana y tiene una novia con la que desea estar toda su vida, por lo que encontró una ingeniosa solución

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

China: “Me casé con un hombre para quedarme con mi novia”
Gracias a que su familia no vive en su ciudad, Ou y Yi pueden vivir juntas. Pero saben que sería muy diferente con las visitas familiares.
Foto: BBC

La presión para casarse sobre las mujeres jóvenes en China es enorme. ¿Y qué hacer si eres lesbiana? Ou Xiaobai, de 32 años, vive en Beijing y explica cómo encontró una solución a su favor, para su familia y su libertad: un matrimonio por conveniencia.


Quiero proteger y estar con mi novia durante toda mi vida. Y por eso me casé con un hombre en 2012.

En ese momento estaba viviendo una vida feliz con mi novia en Pekín. Pero estaba bajo constante presión de mi familia, que vivía en Dalian, para casarme.

Irónicamente mi situación habría sido más fácil hace una década. Había un menor conocimiento de la homosexualidad y, por tanto, menos sospechas.

Mis padres empezaron a preguntarme si estaba saliendo con alguien. Y la situación empeoró después de que mi padre falleció, porque mi madre, preocupada de que no estaba consiguiendo pareja, empezó a vivir conmigo durante unos meses cada año.

Al darme cuenta de que no había manera de evitar el tema, fui con mis amigos en busca de ayuda y así fue como supe sobre los “matrimonios de conveniencia”.

Conocí a mi esposo a través de un amigo. Es un hombre muy agradable. Al igual que yo y mi novia, ha estado con su novio desde hace muchos años y no lo ha hecho público. En nuestra boda, mi novia era mi dama de honor, mi maquillista y mi consejera de vestido de novia.

Estaba muy feliz y apoyaba mi decisión, igual que el novio de mi esposo. A pesar de estar unidos por necesidad, los cuatro nos llevábamos bien y decidimos los detalles de la boda juntos.

Después de ver lo feliz que mi familia estaba en mi boda, supe que había tomado la decisión correcta.

Solo de esta manera podemos satisfacer las necesidades de todos: mi familia es feliz de saber que habrá alguien cuidándome cuando mueran, y mi marido ya no será empujado por sus colegas para tener citas con mujeres.

china ihomo
iHomo es el proyecto de la pareja para ayudar a otros miembros de la comunidad LGBTI a encontrar matrimonios por conveniencia.

Al principio, mi marido y yo teníamos a nuestras familias unidas en los días festivos tradicionales, como el Año Nuevo (chino) y yo estaba a su lado en las reuniones de su trabajo. Pero en el último par de años, ahora que nuestras familias y colegas creen que nos hemos establecido, rara vez tenemos que actuar como una pareja real.

Yo vivo con mi pareja y él vive con su pareja. Los cuatro vamos a cenar a veces, pues hemos llegado a ser buenos amigos.

Después de casarme, mis amigos que conocían de mi sexualidad me empezaron a pedir consejo.

Fue entonces cuando mi novia y yo nos dimos cuenta de que hay muchas personas que están en una necesidad desesperada de ayuda.

No sólo los 70 millones de homosexuales en China, sino también a las millones de mujeres heterosexuales que pueden acabar casadas con hombres homosexuales.

Así hemos creado un servicio de llamada en las redes sociales, iHomo.

En el transcurso de un año, hemos organizado más de 80 eventos, ayudando a formar 100 matrimonios por conveniencia. Y ahora estamos trabajando en una aplicación para móviles llamada igual, iHomo.

Sin embargo, entiendo que para muchos un matrimonio por conveniencia puede ser el comienzo de una pesadilla. Se hace muy complicado si otros miembros de la familia viven en la misma ciudad, una visita sorpresa fácilmente revelaría la verdad de sus matrimonios.

En estos casos, tener otra casa con común es crucial, pero obviamente mantenerla puede ser muy difícil. A eso se añade la presión constante a la pregunta: ” ¿Cuándo van a tener un hijo?

Si lo llevan a cabo con métodos tales como la fertilización in vitro, entonces surge la pregunta: ¿los padres biológicos criarán al niño?

Si es así, entonces la “pareja” tendría que vivir junta y ¡vaya que se pone demasiado complicado! Hemos logrado eludir la cuestión de los niños hasta ahora. En este momento nos estamos centrando en encontrar un marido para mi novia.

A pesar de que le dijo de su orientación sexual a sus padres cuando estaba en la secundaria, y que los visita cada fin de semana, entendemos su temor a que otros familiares y amigos puedan averiguar, especialmente su abuela, que está desesperado porque se case.

Tarde o temprano, ya que yo hago todo lo posible para mantenerlo en secreto, mi familia va a descubrir la verdad. Pero creo que la sociedad china con el tiempo llegará a ser más tolerante hacia la comunidad LGBT y será más fácil para mi madre aceptar mi sexualidad en el futuro.

Yo quiero que mi familia acepte mi verdadero yo.

Mi novia y yo queremos ayudar a la sociedad a comprenderlo mejor, pero ser ruidosas y agresivas podría no ser la mejor estrategia .

Queremos utilizar los matrimonios por conveniencia como una manera pragmática para aliviar el conflicto y que los homosexuales puedan vivir la vida que quieren. Sabemos lo extremadamente difícil que será, pero vamos a luchar por lo que creemos y seguir adelante.

-Investigación de Natalia Zuo y Oana Marocico.

Esta nota forma parte de la temporada #100Women, ganadora de varios premios internacionales, en que la BBC dedica cada año, desde 2013, un amplio espacio a la mujer, y elabora una lista de 100 mujeres de todo el mundo destacadas por sus logros, luchas o experiencias extraordinarias.

Te recomendamos