Familia de dominicano muerto a manos de la Policía: “Hasta lo último para buscar justicia”

Familia del fallecido Ericsson Gómez Brito se prepara para demandar a la Ciudad por abuso policial

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Familia de dominicano muerto a manos de la Policía: “Hasta lo último para buscar justicia”
Omahis Gómez Brito. hermana del fallecido. habla con los medios locales sobre la muerte de su hermano.
Foto: Suministrada por Marc Battipaglia

Desde que enterraron a Erickson Gómez Brito el viernes, la familia del joven de 21 años que murió a manos de la Policía, han observado nueve noches de velorio en su casa. Allí la familia dominicana ha estado recibiendo apoyo de parientes y amigos que no pueden creer la temprana muerte del joven.

Gómez Brito era el segundo hijo de cuatro. Se hermana Omahis, lo describe como un chico no violento, que nunca se metía en problemas, siempre estaba en la casa viendo televisión o escuchando música. Todos los lunes, el muchacho asistía a un grupo de jóvenes en la iglesia comunitaria.

Foto de Erickson Gómez Brito. Suministrada
Foto de Erickson Gómez Brito. Suministrada

Por eso ella y su familia cuestionan la historia que la Policía reveló sobre la muerte de su hermano. “Duele porque no es solo una muerte, la forma que murió no esta bien”. Una semana y media después de la muerte de su hermano, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York no ha llamado a la familia con preguntas o explicaciones.

Gómez Brito estaba visitando a su tía, quien vive a dos edificios de la familia dentro el complejo de vivienda pública Van Dyke en Brownsville, Brooklyn.

Según el NYPD, dos oficiales hispanos se encontraron con Gómez Brito en el noveno piso del edificio en la 362 de la avenida Sutter mientras respondieron a una llamada al 911 sobre un hombre sospechoso en el pasillo.

“Mientras se acercaban al hombre solicitando una identificación, estalló una pelea donde el sospechoso agarró una de las macanas de metal de uno de los oficiales y comenzó a atacarlos”, dijo el jefe del departamento de vivienda pública del NYPDJames Secreto.

Los oficiales recibieron golpes en la cabeza y dispararon varias veces al dominicano.

La hermana insiste que los policías pudieran haber lidiado con el problema de otra manera como disparando en la pierna para herirlo y no matarlo, o usando una táser.

Como Omahis tiene mayor dominio del inglés que el resto de su familia, es ahora la que está lidiando con los abogados para presentar una demanda contra la Ciudad de Nueva York, el NYPD, y la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA).

Los abogados que representan a la familia son Sanford Rubenstein, de Rubenstein and Rynecki; y Marc Battipaglia, de Monaco & Monaco, LLP.

“Esta comunidad ha pasado por muchas tragedias y saben que se necesita un cambio”, dijo Battipaglia quien asisitió a una reunión vecinal sobre el incidente donde observó el apoyo que está dando la comunidad a la familia.

En el 2014, Akai Gurley fue baleado mortalmente por un oficial de policía descrito como un accidente en una vivienda pública cercana.

El abogado recalcó que no habían testigos al momento del incidente ni cámaras de seguridad para corroborar la historia de los agentes. Para él no hace sentido que un muchacho flaco pudiera haber atacado a dos policías. “No entiendo, si ellos están entrenados para proteger, cómo paso esto”, cuestionó.

Fotos de la vigilia en Brownsville. Suministrada por Marc Battipaglia
Fotos de la vigilia en Brownsville. Suministrada por Marc Battipaglia

Omahis explicó que es la primera vez que la familia tiene problemas con las autoridades. “Nunca he estado en una situación como ésta, ha sido un poco duro”, expresó la estudiante. Sin embargo, está determinada en seguir adelante con el caso. “Vamos hasta lo último a buscar justicia por él”.

El domingo, la familia junto a la comunidad y los abogados tuvieron una vigilia donde caminaron de la vivienda pública hasta el cuartel demandando repuestas.

Luego del suceso,  los oficiales fueron al Hospital de Jamaica donde uno recibió siete puntos en la cabeza.

La Uniformada aún investiga las circunstancias que culminaron en la muerte.

Te recomendamos