Juez dicta que corte federal intervendrá en caso de “dreamer” detenido

Mientras el gobierno de Donald Trump alega que el arresto del joven con DACA Daniel Ramírez Medina es una decisión de la agencia, un dictamen federal abre la puerta a que las cortes vigilen el trato a estos jóvenes por autoridades migratorias en el futuro.

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Juez dicta que corte federal intervendrá en caso de “dreamer” detenido

Un magistrado federal en Seattle rechazó este martes la solicitud del gobierno de anular una demanda presentada por el “dreamer” de 24 años  Daniel Ramírez y aseveró que los tribunales federales sí tienen autoridad para decidir si las autoridades migratorias violaron los derechos del muchacho y  también la promesa hecha a cientos de miles de jóvenes con DACA.

Según los abogados que representan al  Ramírez, arrestado hace más de un mes por autoridades migratorias en Seattle a pesar de contar con la protección del programa DACA o Acción Diferida para Arribados en la Infancia, el caso representa un hito legal que tendrá repercusiones futuras para los casi 800,000 jóvenes con ese beneficio.

“El gobierno argumentó que esta demanda debía ser anulada porque los jueces no podía revisar o contrarrestar un arresto hecho por las autoridades migratorias. La decisión de hoy rechaza esta idea al 100%”, dijo Mark Rosenbaum, de Public Counsel, uno de los abogados que emprendió el litigio para liberar a Daniel y proteger “la promesa de DACA” para todos los beneficiarios.

Sin embargo, el magistrado James P. Donohue no recomendó la liberación del joven Ramírez, quien está detenido hace más de un mes en Tacoma Washington bajo un proceso de deportación, en el que las autoridades de ICE lo colocaron tras retirarle la protección de DACA.

Ted Boutrous, de la firma Gibson, Dunn & Crutcher, una firma privada que también participa en el caso de Ramírez, dijo que “es una desilusión que Daniel siga detenido” y que los letrados intentarán mediar con ICE para llegar a un acuerdo que lo liberen, en vista que la legalidad de su arresto aún está bajo observación por las cortes federales.

“No hay base alguna para su detención, Daniel no es una amenaza para la seguridad, cuando hizo dos procesos de DACA le hicieron todos los chequeos de antecedentes y todo salió limpio”, dijo Broutrous.

Lo que argumentan los abogados es que ICE nunca debió arrestarlo ni quitarle la protección de DACA y que el gobierno no ha dado ninguna prueba de que el muchacho ha hecho algo para merecer ese castigo, ya que tiene un record limpio.

Al arrestar a Daniel el pasado 10 de Febrero, durante una redada en el domicilio de su papá a quien buscaban por tener varias órdenes de deportación pendientes, las autoridades alegaron que el joven “confesó” pertenecer a una pandilla y que eso teóricamente era suficiente para quitarle su DACA y deportarlo.

Pero en el ínterin, el gobierno no ha presentado ninguna prueba de tal confesión, ni de que el muchacho realmente sea un pandillero, dijeron los abogados.

“A pesar de las declaraciones iniciales en las que ICE aseguraba tener la confesión del muchacho sobre su asociación con pandillas, la realidad es que es que han suavizado esa acusación y no han presentado pruebas”, dijo Ethan Dettmer otro de los abogados de Gibson, Dunn & Crutcher.

El caso federal seguirá adelante al mismo tiempo que las autoridades de ICE realizan un proceso de deportación contra el muchacho, pero los abogados dijeron tener confianza en el resultado.  “El magistrado dictó que había que apurarse con el caso federal”, dijeron.

Efecto en otros DACAMENTADOS

Boutros indicó que el caso tiene un efecto más allá de Daniel.

“Es una señal a los agentes de ICE y a las autoridades migratorias que los tribunales federales están vigilando lo que ellos están haciendo y que van a intervenir para proteger a los beneficiarios de DACA y a revisar los casos de inmediato, si estos alegan que se violaron sus derechos”, dijo Boutros.

Rosenbaum indicó que la importancia de la decisión de hoy estriba en lo que dijo el juez ante los intentos del gobierno de impedir que se revisen sus decisiones en cuanto al arresto de inmigrantes y particularmente con DACA.

“Es importante considerara que el gobierno le pidió al juez que le diera la espalda al proceso, y este se negó, diciendo que no, que hay una separación de poderes y que no vamos a aceptar que cambien las reglas del juego en el medio del mismo”, dijo Rosenbaum. “No pueden decir un día que estos jóvenes tiene protección y quitarles la misma sin tener un proceso justo”

El Departamento de Seguridad Nacional DHS dijo después del arresto de Daniel que no es la primera vez que le quitan DACA a un joven que la obtuvo previamente al supuestamente violar los términos del programa.  Ellos argumentaron que esto fue lo que pasó con Daniel, de quien aseguran que es un pandillero por la supuesta confesión y por tener un tatuaje que dice “La Paz, BC”.

Daniel tiene 24 años, vino con sus padres antes de cumplir los 10 años y tiene un hijo de 3 años. El joven se había mudado del Valle Central de California a Seattle en busca de mejores oportunidades de trabajo y para vivir con su papá y hermano apenas un mes antes del arresto por parte de ICE.

Los abogados alegan una violación constitucional contra Ramírez, detenido junto a pandilleros en un centro para migrantes en el estado de Washington, asegurando que ICE “realizó una campaña deliberada y discriminatoria contra Ramirez por su estatus de Mexicano y por tener un tatuaje”.

El caso de Daniel ha atraído a un equipo de abogados considerados estrellas legales en su profesión, incluyendo a Mark Rosenbaum, de Public Counsel y antes del ACLU y la asesoría de uno de los abogados constitucionalistas más conocidos del país, Erwin Chemerisky, de la Escuela de Leyes de Irvine, California.

Te recomendamos