Aceptan propuesta de mapa electoral hispano

Denver/EFE – Un juez de Colorado aceptó una propuesta de un mapa electoral desarrollada por dos organizaciones hispanas locales que buscan asegurarse que el voto hispano no sea “ignorado o fracturado” en las elecciones de 2012.

Cada diez años, cuando se conocen los datos del nuevo Censo, el Legislativo de Colorado debe modificar los distritos electorales para adecuarlos a la nueva realidad demográfica.

El legislativo delegó esa responsabilidad en un comité compuesto por cinco republicanos, cinco demócratas y un independiente.

Como el comité no llegó a un acuerdo sobre un mapa electoral definitivo, el caso pasó a la corte del juez Robert Hyatt, quien durante los últimos diez días escuchó argumentos de ambos partidos políticos.

La noche del lunes, en una medida que sorprendió a los observadores locales, el juez Hyatt decidió aceptar antes de la fecha límite de la medianoche nuevas propuestas por parte de republicanos y demócratas, así como la propuesta presentada de manera conjunta por el Foro Latino de Colorado y por la Asociación de Abogados Hispanos de este estado.

Ni los republicanos ni los demócratas propusieron cambios significativos en cuanto a los mapas que habían presentado antes, mientras que las organizaciones latinas ofrecieron un mapa en el que el distrito de Pueblo (de mayoría hispana) se separa del oeste de Colorado para incorporarse al distrito de Greeley (otra área con fuerte presencia latina) en el norte del estado.

Según la abogada Gina Rodríguez, que representa tanto al Foro Latino como a la Asociación de Abogados Hispanos, la propuesta del nuevo mapa se basa en el hecho que Pueblo y zonas vecinas “tiene mucho más en común” con las praderas del norte y el este del estado que con la zona montañosa del oeste.

Rodríguez enfatizó que las viviendas, la cultura, la economía y la educación en Pueblo y en el Valle de San Luis (donde están las ciudades más antiguas del estado) tienen una manifiesta afinidad con elementos similares en Greeley.

Por ejemplo, dijo, jóvenes de Pueblo asisten con más frecuencia a universidades en el norte o el este de Colorado que a universidades en la zona de Denver o en el oeste.

Por su parte, Mark Grueskin, abogado representante de los demócratas, calificó a la propuesta de las organizaciones hispanas como “inconstitucional”, por “ser un mapa construido sobre la base de una raza”.

Pero, según Rodríguez, el mapa propuesto por los grupos latinos no se basa en una raza determinada, sino en el principio legal de “unificar comunidades de interés”, que pueden incluir o no distintas etnicidades.

El juez Hyatt deberá ahora seleccionar el mapa de los distritos electorales a usarse en 2012.