Aurora buscará sacar provecho de la altura

La Paz/EFE – El Aurora, líder del torneo boliviano, disputará hoy un encuentro clave en los octavos de final de la Copa Sudamericana contra el Vasco da Gama brasileño, consciente de que solo un triunfo en su casa le dará ventaja para avanzar a la siguiente fase del torneo.

Los jugadores del ‘equipo del pueblo’ se han preparado para encarar el partido de ida “de igual a igual”, afirmó el entrenador Julio César Baldivieso, para quien habrá que “matar o morir” en el estadio Félix Capriles, de Cochabamba, situado a 2.558 metros de altitud.

“Si soñamos con una eventual clasificación, tendríamos que lograrla acá en Cochabamba”, agregó el técnico y aseguró que sus dirigidos han alcanzado “un nivel óptimo”.

Las cuatro victorias y los doce puntos en el torneo boliviano le han valido al Aurora el liderato de su grupo, algo que Baldivieso destaca porque “no es normal que un equipo que está de primero en la Liga haga un buen papel en un torneo internacional”.

El Vasco da Gama también lidera el campeonato brasileño asediado por varios rivales, por lo que el técnico interino, Cristovao Borges, decidió llevar a Bolivia tan solo a quince jugadores, la mayoría de ellos, suplentes.

Borges, auxiliar técnico que suple desde el mes pasado a Ricardo Gomes, aclaró que aprovechará el viaje a Cochabamba para darle oportunidad a los jugadores que han competido pocos minutos.

Las principales ausencias de los brasileños serán el zaguero Renato Silva, el centrocampista Rómulo, el delantero Eder Luis y el internacional Felipe.

Para el Aurora su principal baja será la del centrocampista Jaime Robles, llamado a la selección boliviana para sus primeros encuentros por las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014 contra Uruguay y Colombia.

Los locales fueron sorprendidos por el cambio de horario del encuentro, que fue movido de las 6:15 p.m. a las 8:50 p.m., a pedido de la cadena televisiva internacional que transmitirá el partido, informaron a los medios los dirigentes del Aurora.