Becas para las jóvenes hispanas

Nueva York/Redacción EDLP -Las jóvenes hispanas interesadas en ser médicas o enfermeras se verán beneficiadas por una campaña conjunta de Go Red Por Tu Corazón de la American Heart Association y Macy’s que pone a su disposición becas por $2,500 para cursar estudios universitarios en esas áreas.

Las becas Go Red Multicultural Scholarship Fund responden a una necesidad existente en nuestra comunidad debido a la falta de personal hispano en el cuidado médico.

Este año el programa de ayuda económica para cursar estudios universitarios en el campo de la salud otorgará 16 becas a jóvenes de las minorías.

Eva Gómez, de 39 años, enfermera titulada y especialista de Desarrollo de Personal del Departamento de Enfermería del Children’s Hospital en Boston, fue elegida como la imagen de la campaña.

“Se necesitan mujeres de diversos orígenes étnicos en el campo de la salud. Estas mujeres pueden causar un impacto positivo en la provisión de los servicios médicos para diversos grupos, ya que comprenden a sus comunidades y saben cómo suministrar servicios relevantes, adecuados y con la sensibilidad que se requiere para satisfacer sus necesidades”, dijo Gómez, a través de un comunicado

La Sociedad Americana de Universidades de Medicina (American Association of Medical Colleges, AAMC), indicó que actualmente, 1 de cada 4 personas en los Estados Unidos es de origen hispano, afroamericano o indio-americano, pero sólo 1 de cada 16 de ellos son médicos practicantes.

Según las estadísticas, en el año 2010, el 6.7% de los afro-americanos y el 7.5% de los hispanos se graduaron de las facultades de medicina.

Según un reporte las enfermedades cardiacas son la primera causa de muerte entre las mujeres hispanas, que tienden a sufrir problemas cardiovasculares, diez años antes que las mujeres anglosajonas y además, se enfrentan con barreras como el lenguaje para obtener información, ser diagnosticadas y recibir atención médica

“Ser una mujer hispana en el campo de los servicios de salud y una sobreviviente de la enfermedad cardiaca me ha dado la capacidad de hacer recomendaciones para lograr cambios que respondan de muchas maneras a las necesidades de la comunidad de habla hispana. Me convertí en la voz de mis pacientes en los lugares en los que su voz nunca hubiera escuchada”, indicó Gómez.