CIA investiga si violó la ley al ayudar a NYPD

WASHINGTON/AP – El inspector general de la Agencia Federal de Inteligencia (CIA) investiga si la agencia violó la ley al ayudar a la policía de Nueva York a construir programas de recolección de información que monitorean la vida de las comunidades musulmanas, según dijo ayer la agencia tras una investigación realizada por The Associated Press (AP). Por otra parte, un alto funcionario de inteligencia del gobierno admitió que se veía mal que la CIA esté trabajando con los departamentos de policía de la ciudad.

“En mi opinión personal, ésa no es una buena imagen, tener a la CIA involucrada en cualquier departamento de policía a nivel municipal”, dijo James Clapper, director de inteligencia nacional de los EE.UU. “Pero creo que la CIA va a resolver ese problema”.

La cooperación sin precedentes de la CIA con la policía de Nueva York fue objeto de un reporte investigativo de ocho meses de AP. La agencia encontró que los oficiales de inteligencia de la policía de Nueva York analizaron cientos de mezquitas y organizaciones estudiantiles, infiltrándose en docenas de ellos. Agentes encubiertos espiaron en cafés y restaurantes y escribieron informes diarios sobre lo que escucharon. El departamento también mantiene una lista de 28 países que, junto con “American Muslim Negro”, que el departamento ha denominado denominado “ascendencias de interés”.

Un agente de la CIA, Lawrence Sánchez, ayudó a crear y guiar en estos programas. De 2002 a 2004, cuando los programas se estaban construyendo, Sánchez estaba en la nómina de la CIA y mantenía una oficina, tanto en la policía de Nueva York como en las oficinas de la CIA aquí. Los programas han continuado por lo menos con el apoyo tácito del presidente Barack Obama, cuya administración ha eludido reiteradamente preguntas sobre ellos.

La policía de Nueva York también envió a un detective en una asignación temporal a la CIA, donde completó un curso de 17 semanas sobre espionaje extranjero. Después del raro entrenamiento regresó a Nueva York para supervisar las investigaciones de inteligencia. No está claro hasta qué punto el alcalde Michael Bloomberg supervisó estos programas y se ha negado reiteradamente a responder preguntas sobre ellos.