Ciudad pone en la mira a otras 17 escuelas para cerrarlas

Total de planteles a cerrar llega a 47; anuncio confunde y molesta a padres activistas

Nueva York – El anuncio de que 17 planteles entraron a engordar la lista de escuelas en la mira del Departamento de Educación (DOE) para ser cerradas dejó a algunos padres molestos.

El anuncio, hecho público el martes, aumenta a 47 el número de escuelas en la lista de posible cierre por bajo desempeño académico.

“Básicamente pienso que es algo caótico”, dijo Plácida Rodríguez, representante de Se Hace Camino Nueva York. “Es un caos lo que tiene el DOE porque por más de cuatro años hemos escuchamos que cierran escuelas, pero todavía no anuncian un plan para prevenirlo”, agregó la activista, agregando que el DOE no ha informado a los padres sobre el plan de cierre.

Según Rodriguez, esta decisión deja a los padres “confundidos” acerca del futuro de sus hijos.

Marc Sternberg, subcomisionado del DOE, dijo durante el anuncio que están en conversaciones con las 47 escuelas para lograr un mejor entendimiento sobre por qué no lograron el rendimiento requerido.

“Vamos a tomar en cuenta sus declaraciones cuando exploremos las opciones para mejorar el rendimiento y apoyemos los logros de los estudiantes”, añadió Sternberg.

Entre las escuelas propuestas para cerrar están tres que reciben millones de dólares en fondos federales para ayuda de “transformación”, entre ellas, Lehman, en El Bronx; Washington Irving, en Manhattan; y Grace Dodge Career and Technical Education, también en El Bronx.

De las nuevas escuelas agregadas, siete de ellas se encuentran en El Bronx; cinco en Manhattan; tres en Brooklyn; y dos en Queens.

Yamile Henry, una madre cubana de Brooklyn con dos de sus hijos en escuelas públicas indicó que no sabría qué hacer si cierran la escuela donde esta uno de sus hijos, la PS.296 en Bushwick Brooklyn, en la lista de posible cierre.

“En la escuela de mi hijo no enseñan bien, aunque tienen horario extendido, mi hijo tiene problema entendiendo las lecciones. Y como me dijo frente a una maestra que lo confirmó, que le están enseñando lo mismo que en el sexto grado”, dijo Henry. “Pero la solución no es que cierren la escuela, sino que cambien el curriculum y mejoren las estrategias de enseñanza”, agregó la madre del estudiante de séptimo año. Además indicó que el cierre de la escuela le perjudicaría porque para inscribirlo a otra escuela tendría que cambiar de barrio.