Colombia confía en Radamel Falcao

Bogotá/Notimex – El delantero Radamel Falcao García, del Atlético de Madrid, es el nuevo orgullo de los colombianos por su talento y capacidad de sacrificio, lo que lo llevó al éxito y que espera coronar con la clasificación a la Copa del Mundo Brasil 2014.

Este jugador, de 25 años, hizo explotar de orgullo los corazones de los colombianos con su fantástica actuación en la pasada Liga de Europa, en la que salió campeón con el portugués FC Porto y goleador con 17 tantos, una nueva marca para esa competición.

Más allá de su agilidad, sentido de ubicación, potencia para el cabezazo y buen juego colectivo, Falcao se convirtió en el nuevo símbolo del balompié cafetero.

De personalidad muy sencilla y amable con los medios y la gente, este delantero de 1.78 de estatura, tiene miles de seguidores en Twitter, la mayoría de los cuales lo ven como ejemplo de lo que puede hacer la nueva generación de deportistas colombianos.

Y es que Radamel o Falcao como prefiere que lo llamen, ha sido un duro luchador para consolidar su carrera como futbolista, porque desde muy joven recibió la enseñanza de su padre, Radamel García, ex jugador profesional, sobre la importancia de la disciplina.

Con algo de nostalgia, el propio Falcao García recordó que su niñez fue de mucho entrenamiento, primero en el beisbol y luego en el futbol, desde que vivió en Venezuela con su familia, en la década de los 90.

De regreso a su país, en 1997, llegó a la escuela de futbol del argentino Silvano Espíndola, un volante de envidiable pegada que se quedó en Colombia y que fue un gran baluarte para forjar la carrera de este brillante delantero.

Durante su adolescencia jugó en el equipo Fair Play de Espíndola y luego en Millonarios, donde es un ídolo indiscutido pese a que nunca llegó al equipo profesional.

Pero su gran salto lo dio al ser vendido muy joven al River Plate de Argentina, en el 2001, una época en que Falcao García recuerda con cierto dejo de tristeza, porque le tocó vivir varios meses en una pensión en Buenos Aires, muy lejos de su familia.

Sin embargo, el delantero nacido en la ciudad colombiana de Santa Marta, aguantó todo hasta que el 6 de marzo de 2005, en un partido contra Instituto, debutó en la primera división del futbol argentino.

Poco a poco ganó confianza y se encaramó en la formación titular, en la que descolló como un delantero con muchos goles y talento, al punto que en 2009 fue transferido al Porto, donde jugó 84 partidos y marcó 73 goles.

Ahora, cuando apenas promedia su carrera, Falcao García es el jugador colombiano con más goles en Europa, superando las 62 anotaciones conseguidas por Juan Pablo Angel en el Aston Villa entre las temporadas 2001 y 2007.

Este goleador, que gusta de triturar récords, también superó al alemán Jürgen Klinsmann, como máximo anotador en una misma temporada de la UEFA Europa League con 17 tantos, dos más que el ahora seleccionador de Estados Unidos.

Heredero de la tenacidad de su padre y del amor inconmensurable de su madre, doña Carmen, Radamel Falcao García es sin duda el portaestandarte de Colombia para las eliminatorias rumbo al Mundial Brasil 2014, donde ‘El Tigre’, espera gritar muchos goles.