Cónsul lamenta muerte de inmigrante

Nueva York/EFE – El cónsul de Guatemala en Nueva York, Oscar Padilla, lamentó ayer la muerte del inmigrante Antonio Chiroy Chiroy, ocurrida en la ciudad de Passaic, Nueva Jersey, y anunció que adelantan gestiones para repatriar sus restos la próxima semana.

Chiroy Chiroy fue arrollado por un vehículo el pasado domingo luego de quedar inconsciente como resultado de una paliza que le propinó un grupo de jóvenes que además le robaron su cartera y el móvil.

“Lamentamos mucho que esto haya ocurrido”, dijo a Efe el cónsul y agregó que el Consulado hizo los arreglos con una funeraria para llevar el cuerpo del inmigrante, de 31 años, hasta su natal ciudad de Chimaltenango, donde viven su viuda y sus cuatro hijos, entre los ocho y dos años de edad.

Los seis jóvenes, entre 14 y 19 años, que golpearon, robaron y dejaron al guatemalteco tirado en el suelo, en la avenida Central de Passaic, donde fue atropellado, fueron arrestados y acusados de asesinato e intento de robo.

Chiroy Chiroy había estado en un bar y se dirigía aparentemente su hogar, donde vivía con amigos, cuando fue interceptado por el grupo.