Dos décadas de ‘Nevermind’

Redacción internacional/EFE – Mucho antes del grito rebelado y comprometido del 15-M, existió una generación criada entre algodones que, en el umbral de la madurez, se entregó al desencanto ante un mundo adulto en el que no hallaba cabida. Fue la generación a la que “Nevermind”, de Nirvana, puso voz hace 20 años.

El cantante y guitarrista Kurt Cobain, junto al bajista Krist Novoselic y el recién incorporado batería Dave Grohl lanzaron el 24 de septiembre de 1991 el segundo disco de estudio de Nirvana, el primero para un gran sello discográfico, que no supo prever lo que se les venía encima con aquel trío de desconocidos, cuando inicialmente solo se distribuyeron 50.000 unidades.

Esa misma semana salió a la venta otro álbum que reescribió los parámetros de la música, “Screamadelica” de Primal Scream, y coincidió con la época en la que Michael Jackson triunfaba con “Dangerous”.

Aquel nuevo rock renqueante y a duras penas vocalizado, distinto del sonido musculado que había triunfado con Guns N’ Roses (la referencia que quedó en desuso a partir de entonces), se aupó al número 1 de ventas en numerosos países, una cima nunca vista para la música alternativa en los medios masivos de difusión.

En total, vendió 30 millones de discos en todo el mundo.