Enfermedades contagiosas lideran muertes

Ginebra/EFE – El 69 % de las muertes en Latinoamérica se debe a enfermedades no contagiosas, como las cardiovasculares o respiratorias, aunque el porcentaje presenta sensibles variaciones en función del desarrollo económico y sanitario del país, según un informe difundido ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La media es superior a la de fallecimientos en el conjunto del planeta, donde el 63 % de los 57 millones de muertes totales en 2008 se debió a “patologías cardiovasculares o respiratorias, diabetes o cáncer”, según manifestó Leanne Riley, jefe del departamento de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de la OMS.

En el caso latinoamericano, las cifras son indicativas de la situación económica y social del país, habiendo una relación entre los altos porcentajes de muertes por enfermedades no contagiosas (ENC) y el grado positivo de desarrollo económico de un país.

Se trata de muertes del primer mundo, explicó Riley, que señaló que en los últimos 30 años se ha impuesto en todo el mundo, y también en América Latina al calor del crecimiento económico, un estilo de vida mucho más sedentario y cambios en la dieta, En el caso latinoamericano, el contraste más claro lo muestran naciones como Uruguay y Bolivia, por ejemplo.

En Uruguay, el 87 % de las muertes en 2008 se debió a dolencias no contagiosas, con un 8 % de muertes asociadas a enfermedades contagiosas, problemas nutricionales, mortalidad maternal y perinatal, y un 6 % asociadas a accidentes o actos violentos.

En Bolivia, por contra, un 57 % de las muertes tuvieron que ver con las ENC, mientras que un 35 % guardaron relación con problemas sanitarios curables y un 12 % con daños físicos.

Si el porcentaje de ENC es indicativo del desarrollo de un país (en los Estados de la OCDE se sitúan por encima del 90 % del total), el ránking latinoamericano quedaría de la siguiente manera-

Uruguay (87 %), Cuba (84 %), Chile (83 %), Costa Rica (81 %), Argentina (80 %), México (78 %), Brasil (74 %), Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay (69 %), República Dominicana (68 %), El Salvador (67 %), Colombia y Venezuela (66 %), Ecuador (65 %), Perú (60 %), Bolivia (57 %), Guatemala (47 %) y Haití (41 %).