Familia demanda al gobierno

Denver/EFE – Una familia hispana del oeste de Colorado presentó una demanda contra las autoridades de inmigración y alguaciles locales argumentando que el arresto del padre de la familia en junio pasado fue “inconstitucional”.

El abogado Ted Hess dijo este fin de semana a medios que Julio Álvarez, su esposa Lorenza (nacida en EE.UU.) y el hijo de la pareja, Emmanuel (ya adulto) presentaron el pasado 1 de septiembre una demanda contra la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y el alguacil del condado Garfield.

El pasado 18 de junio, Julio Álvarez y su hermano, César, fueron con sus familias al llamado Festival de las Fresas en Glenwood Springs. Mientras sus hijos jugaban en un “castillo inflable”, alguaciles locales demoraron a los hermanos Álvarez porque ambos vestían ropa similar a la que usan pandilleros de la zona.

Pero en vez de ser detenidos, los Álvarez fueron acompañados por los alguaciles a un sector del parque en el que los aguardaban agentes de ICE, vestidos de civil.

César Álvarez quedó en libertad cuatro días después. Su hermano Julio sigue detenido.

En la demanda, puntualizó Hess, los Álvarez sostienen que el operativo antipandillas organizado de manera conjunta por los alguaciles del condado Garfield y por los agentes de ICE es inconstitucional porque se enfocó solamente en hombres latinos a quienes se interrogó no sobre su presunta asociación con pandillas sino sobre su situación migratoria.

En un breve comunicado, el alguacil Vallario indicó que hasta la mañana de hoy no había recibido una copia de la demanda.