Fernández habla sobre los precios de los alimentos

Naciones Unidas/EFE – El presidente dominicano, Leonel Fernández, propuso ayer a la Asamblea General de la ONU que adopte una resolución con medidas de regulación que garanticen la transparencia de los mercados y la estabilidad de los precios de los alimentos, para que éstos no sean tratados como activos financieros.

“Nuestra iniciativa es algo muy sencillo, justo y de trascendental importancia- lograr que esta Asamblea General de la ONU declare, en beneficio del género humano, que los alimentos no puedan ser considerados como un activo financiero”, aseguró Fernández durante su intervención en Naciones Unidas.

El mandatario lamentó el incremento sobre todo en los precios de los alimentos y el petróleo en el último año y, entre sus causas, señaló que “no cabe duda” de que desempeña un papel importante “el peso de la especulación financiera en los contratos de futuros de las materias primas”.

“Es imprescindible fijar un límite al volumen de transacciones que puedan realizar en los mercados de futuros aquellos participantes que nada tengan que ver con la operación física del producto”, dijo Fernández, que se refirió así a “compañías de seguros, bancos de inversiones o fondos de pensiones”.

El presidente dominicano indicó que, según algunos analistas internacionales, “de un 30 a un 40 % de las alzas en los precios de las materias primas obedece al impacto o influencia que tiene la especulación financiera en los contratos de futuros”.

Para solucionar “un grave problema que condena a un sector importante de la humanidad al hambre y la miseria”, Fernández adelantó su intención de presentar ante la Asamblea General un proyecto de resolución con el que se alivie la situación que viven los pueblos que, como la República Dominicana, dependen “altamente de importaciones de petróleo y alimentos”.

Además, propuso “incrementar el depósito de garantía en la suscripción de los contratos a futuro, como una manera de desincentivar operaciones especulativas que sólo contribuyen a la volatilidad de los precios, la creación de incertidumbre y la falta de previsibilidad en los mercados”.

Fernández lanzó su propuesta tras atacar duramente a “los golpes de mercado” que protagonizan actualmente la actualidad económica mundial y tras arremeter contra “la arrogancia, la codicia y el afán desenfrenado de acumulación de riquezas” que han llevado a una crisis financiera global que se ha agudizado “por la falta de aplicación de reglas claras en el sistema financiero internacional”.

“La presión que ejercen los mercados sobre los Estados para el cumplimiento de deuda soberana se debe fundamentalmente al esfuerzo realizado con anterioridad por los mismos Estados para rescatar a los bancos que habían caído en situación de riesgo o se encontraban al borde de la quiebra”, aseguró el presidente dominicano.