Filis en forma para los playoffs

NUEVA YORK/AP – Roy Halladay, Hunter Pence y los genuinos Filis de Filadelfia salieron ayer de ocho derrotas consecutivas, al tiempo que mostraron su categoría de postemporada con un triunfo de 9-4 sobre los Mets de Nueva York.

Con su alineación regular por primera vez desde que ganaron el banderín de la División Este de la Liga Nacional, los Filis llegaron a 99 victorias, el mayor número en las mayores. Pence bateó de jonrón entre las tres carreras de la primera entrada, cada titular pegó un hit por la tercera y el panameño Carlos Ruiz conectó el sencillo que puso la pizarra en 9-0 en el cuarto inning.

Eso fue más que suficiente para Halladay (19-6). El serpentinero se fogueó para su esperada apertura el sábado en el primer partido de los playoffs en la Liga Nacional. Halladay lanzó seis entradas sin anotación en las que permitió cuatro hits. El también ganador unánime el año pasado del Premio Cy Young finalizó esta temporada regular con un promedio de 2.35 en carreras limpias admitidas, que es el mejor en su carrera.

Por los Filis, los dominicanos Wilson Valdez de 2-0 y Plácido Polanco de 5-1 con una empujada. El panameño Ruiz de 4-4 con una anotada y dos remolcadas.

Por los Mets, los dominicanos José Reyes de 4-2, Ronny Paulino de 4-1 con una anotada y dos remolcadas. El panameño Rubén Tejada de 5-1.

Rojos 5, Piratas.Dontrelle Willis permitió tres imparables en seis entradas y conectó un doblete de dos carreras para anotarse su primera victoria de la temporada con los Rojos de Cincinnati al vencer 5-4 a los Piratas de Pittsburgh.

Willis (1-6) permitió tres carreras, dio dos pasaportes y ponchó a seis para finalmente llegar a su 13ra victoria.

El dominicano Francisco Cordero sobrevivió a una novena entrada llena de incidentes para llevarse su 35to salvamento.

Chase d’Arnaud pegó dos imparables para los Piratas, incluyendo un triplete de dos carreras pero Pittsburgh no pudo completar la barrida de tres juegos en su final de temporada como local en PNC Park.

Daniel Moskos (1-1) asumió la derrota al permitir tres imparables consecutivos en la sexta, el último un doblete al jardín derecho por parte de Willis, uno de los mejores lanzadores con el bate en la liga.