Imparable la violencia en Veracruz

Autoridades capturan a presuntos responsables de asesinatos en el puerto

MEXICO, D.F. – El gobierno federal intenta controlar la seguridad de los estados de Veracruz y Guerrero, claves en la geografía económica del país,en medio de sangrientas ejecuciones que suman en pocos días 67 muertos en el primero y una crisis social que volcó al magisterio a las calles en el segundo.

El descontrol de las autoridades locales se cobró ayer la primera víctima política con la renuncia del procurador veracruzano Reynaldo Escobar, en tanto la Secretaría de la Marina Armada de México presentó a 20 delincuentes involucrados en los hechos macabros.

“Se agradece la colaboración”, dijo la vocera del gobierno de Veracruz, Gina Domínguez, sobre la “renuncia” del fiscal a la par que los marinos explicaron la detención de ocho presuntos integrantes del cartel Jalisco Nueva Generación, autodenominados ‘Matazetas’, y a 12 probables integrantes de los Zetas.

Los carteles del Golfo, La Familia Michoacana y Sinaloa se aliaron desde 2010 contra Los Zetas, según informes del gobierno estadounidense.

Este último grupo cuyos orígenes se remontan a por lo menos una década atrás han usado tácticas militares –sus fundadores fueron grupos de entrenamiento especial del ejército mexicano- para exterminar a sus enemigos

“Es lamentable la violencia en Veracruz. Sin embargo, Marina dio gran golpe con la captura”, dijo el presidente Felipe Calderón a través de su cuenta de la red social Twitter.

El jueves por la noche, los marinos informaron sobre el hallazgo de tres casas de operación de delincuentes ubicadas en la región del puerto veracruzano y la lujosa zona de Boca del Río.

En los fraccionamientos Costa Verde, encontraron 11 cuerpos; en Jardines de Virginia, 20 y en Costa de Oro, uno más que se unió a cuatro restos localizados en el ejido El Coyol.

También aseguraron tres vehículos, cinco armas largas, seis armas cortas, 48 cargadores y mil 707 cartuchos de diferentes calibres, equipos de comunicación y de cómputo, entre otros efectos.