Jóvenes piden ‘Dream Act’ estatal

Nueva York – Si soñar es ilegal, entonces somos ilegales, decretaron ayer jóvenes de la organización ‘New York State Youth Leadership Council’ durante un foro comunitario en Brooklyn.

Como parte de los esfuerzos por conseguir apoyo ciudadano a la propuesta de ley estatal”Dream Act Nueva York”, los jóvenes explicaron a un grupo de residentes la necesidad de apoyar la iniciativa que regularizaría la situacion migratoria de jóvenes que crecieron en los Estados Unidos, pero no cuentan con documentos legales.

Los ponentes explicaron como la falta estatus legal les impide acceder becas estudiantiles y deportivas, y a posibles empleos.

La joven Yliana Mendoza, por ejemplo, dijo que tuvo que desestimar una oferta de trabajo por no contar con un número de seguro social. “Tenía 14 años cuando mi madre me reveló que no iba a poder trabajar porque no tenía documentos legales”, indicó.

“No califico para nada, no puedo pedir ayuda financiera, no puedo pedir una beca y mucho menos contar con un seguro médico”, agregó.

Tony Bravo, quien fue traído desde México por sus padres cuando apenas comenzaba hablar, confesó haber perdido la oportunidad de asistir a un torneo de soccer en Italia, porque no puede viajar. “No lo digo con pena, soy indocumentado y quiero una oportunidad de establecerme en este país, pues yo no conozco a nadie en México, mi país natal”, dijo Bravo y quien estudia Ciencias Políticas en John J. College.

Emilia Fiario, originaria de Ecuador, dijo que no puede tener acceso a ninguna clase de préstamos y por lo consiguiente a construir un historial crediticio.

Algunos asistentes al foro comunitario no pudieron ocultar su simpatía con los jóvenes estudiantes. “Pobres -muchachos, son bien inteligentes y no tienen ningún apoyo de nadie. Ojalá los políticos del estado hagan algo con ellos”, dijo Martha, al tiempo que se limpiaba las lágrimas.

En tanto, Erika Gutiérrez, de 23 años, dijo que el valor mostrado por los jóvenes la obliga a seguir luchando para alcanzar sus sueño de ser socióloga. “Yo creí que por no tener papeles no podía seguir estudiando. Ahora no sólo voy a inscribirme a la universidad, sino que también voy a apoyar a los muchachos para conseguir la aprobación del Dream Act de Nueva York.

Los organizadores pidieron a los asistentes llamar a sus representantes de sus distritos a fin de convencerlos de que aprueben la medida. El concejal Charles Barron y la senadora estatal Diane Savino fueron invitados al evento, pero no asistieron.