Las elecciones de 2012 en Dominicana

Después de la muerte del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina ocurrida el 30 de mayo de 1961, en la República Dominicana se han celebrado 12 elecciones presidenciales. La primera de ellas, en el año 1962. En ella el compañero Juan Bosch triunfó, obteniendo una mayoría aplastante.

La última celebrada en el año 2008, en la cual el PLD con Leonel Fernández como su candidato presidencial y junto al bloque progresista, superó en más de medio millón de votos al Partido Revolucionario Dominicano.

Así también, en las elecciones presidenciales celebradas en el 2004 el PLD obtuvo 600,000 votos más que el PRD.

En las próximas elecciones del domingo 20 de mayo del próximo año (2012) tendrán el derecho al sufragio aproximadamente 6.5 millones de electores.

El Partido de la Liberación Dominicana, el partido más grande la República Dominicana tiene una matrícula de 2,253,193 miembros, si a esta cantidad le sumamos los del bloque progresista, los movimientos de apoyo, más los simpatizantes del PLD nos daría tímidamente 2,500,000 votos y con ella se gana en la primera vuelta.

A estos 2.5 millones le vamos a sumar un millón de nuevos miembros, tal como lo dijo nuestro candidato presidencial el compañero Danilo Medina. Tarea fácil para nuestra militancia. Basta que uno de cada dos de nosotros consiga uno.

Los dominicanos en el exterior sí que sufrimos los cuatro años del gobierno de Hipólito Mejía (2000-2004). Los nacionales de otros países nos enrostraban, nos decían ¿cómo es posible que en la tierra de Juan Bosch, Joaquín Balaguer y Leonel Fernández, ustedes hayan elegido a ese señor presidente. ¡Oh Dios mío!

¿Cómo le ganaría el PRD las elecciones a celebrarse el próximo año a un PLD con más de tres millones de votantes comprometido con el progreso? Jamás.

Nadie, en el partido de Juan Bosch se quedará en su casa el domingo día 20 de mayo. Todos saldremos a sufragar. Danilo Medina será el próximo presidente de los dominicanos a partir del año 2012. Esa pela va. Será la quinta.

El PRD que apunte para otro lado. Con ese candidato su derrota está asegurada. Nuestro pueblo conoce demasiado, o sea, en demasía al bravo de Gurabo.