Los ‘Mirasoles’ serán eternos como el tiempo

“Serás eterno como el tiempo y florecerás en cada primavera”…es la frase célebre que se le atribuye a Frank Hudson durante la histórica sesión en las oficinas del ferrocarril de Villa Peñarol, donde Frank Henderson quedó instalado como el primero de los 35 presidentes que han dirigido la gloriosa divisa de Peñarol que nació el 28 de septiembre de 1891. El titular actual es Juan Pedro Damiani.

Peñarol está de fiesta y esa fiesta hoy en día es universal. O mejor dicho donde existan hinchas “Carboneros”, “Manyas”, “Aurinegros” y “Mirasoles” habrá un festejo porque son 120 años de gloria. Y, esos éxitos, también son extensible en países como Ecuador, Argentina y Perú, porque Peñarol es de todos. Allí florecieron el ecuatoriano Alberto Spencer; el peruano Juan José Joya y el cordobés Juan Eduardo Hohberg, nacido en Argentina, pero figura de la ‘Celeste’ en el Mundial de 1954, en el que Uruguay ocupó el cuarto lugar.

En septiembre del 2009, Peñarol fue declarado como el Mejor Club del Siglo XX de Sudamérica por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS). Peñarol, con 531,00 puntos, superó a Independiente de Avellaneda (426,50) y a su clásico rival en el rentado uruguayo, Nacional (414,00).

El nombre Peñarol deriva de la ciudad italiana de Pinerolo en la región de Piamonte.

El inmigrante Juan Bautista Crosa cruzó el Atlántico desde Italia para afincarse en la República Oriental de Uruguay fundando un barrio en su capital, Montevideo, al que llamó como su región natal, Pinerolo, que por deformaciones de la lengua castella terminó modificándose hasta tomar el nombre Peñarol. Así es, del barrio pegado a la estación de trenes establecida por los ingleses, y fundado por inmigrantes italianos nació el club aurinegro.

Entre los que han sido homenajeados en estos días, destaca Alcides Edgardo Ghiggia, autor del gol de la victoria de la selección de Uruguay que conquistó la Copa del Mundo de 1950 contra Brasil en el denominado “Maracanazo”.

Otras figuras que han registrado sus nombres para la eternidad, son: José Piendibene, Roque Máspoli, Obdulio Jacinto Varela, Raúl Antonio Schiaffino, Oscar Míguez, Julio Cesar Abbadie, Néstor Gonçalves, Ladislao Mazurkiewicz, Pedro Rocha, Fernando Morena, Diego Aguirre, Víctor Diogo, Pablo Bengoechea, Antonio Pacheco, entre otros.