Menos sucursales bancarias en barrios latinos

East Harlem y Jamaica son dos barrios con creciente presencia hispana que no tienen cuenta bancaria

Nueva York – Legisladores del Concejo Municipal alertaron ayer durante una audiencia que aún muchos residentes latinos no tienen cuenta bancaria.

Un 13% de los hogares de la ciudad no tienen actividad bancaria, casi el doble de la tasa de servicios bancarios nacionales. Alrededor de la mitad de las familias sin cuenta bancaria se concentran en 10 barrios, entre ellos East Harlem y Jamaica, dos áreas con creciente presencia hispana, según un informe del Departamento de Asuntos del Consumidor de Nueva York.

Legisladores atribuyeron parte del problema a que no se están abriendo suficientes sucursales de bancos en estos vecindarios.

También dijeron que los Distritos de Banca de Desarrollo (BDD, por sus siglas en inglés), un programa estatal creado para incentivar el ahorro y la inversión entre comunidades de bajos ingresos en 1999, no ha sido suficiente.

“El programa sí ha funcionado, pero hace falta”, defendió la concejal Julissa Ferreras, miembro de los comités de Derechos Civiles y Desarrollo Económico, pero agregó que no hay suficientes sucursales para atender todas las necesidades de las comunidades en los vecindarios donde predominan los hispanos.

Según Ferreras, en Queens sólo hay dos de estas sucursales: en Corona Heights y Long Island City. “Las sucursales de bancos participantes del BDD son importantes porque es la forma más económica para que una personas pueda empezar una relación con un banco y más adelante poder pedir un préstamo para un pequeño negocio o comprar su propia casa”, agregó.

La falta de sucursales de BDD en los barrios donde predominan los latinos o afroamericanos, perjudica en su gran mayoría a aquellos inmigrantes que tienen que cambiar sus cheques en cajeros, donde les cobran altas cantidades por hacerlo, según la concejal Karen Koslowitz, presidente del comité de Desarrollo Económico.

“Aunque el número de bancos ha aumentado en un 12% desde el 2006, no han aumentado igualmente en los cinco condados.

En Manhattan hay aproximadamente 43 sucursales de bancos por cada 100,000 residentes, mientras que en Queens hay 19 bancos por cada 100,000 residentes”, dijo la concejal Koslowitz.

Según, Koslowitz el próximo paso es comunicarse con la comisión de bancos del Estado de Nueva York y el Departamento de Finanzas a ver cómo se puede solucionar el problema.

Por su parte, la concejal Ferreras planea reunirse con la comunidad para invitar a bancos y dejarles saber que sí hay buenas razones para que abran sucursales en los vecindarios.

“El dinero que generan los inmigrantes y las remesas son muy buenas razones para que los bancos vengan a nuestros vecindarios y abran sus sucursales”, finalizó diciendo la concejal Ferreras.

En respuesta a los testimonios, Yulitza Franklin, analista urbana del Departamento de Bancos del Estado de Nueva York, dijo que en la actualidad hay 39 sucursales de BDD, de las cuales tres están ubicadas en Queens, pero que sólo dos están activas.

En la audiencia, Franklin se enfocó en las sucursales de Queens que han hecho depósitos de $53.4 millones, se han abierto 7,373 cuentas y han realizado 75 préstamos con un total de $86.1 millones.

Para que estas sucursales funcionen, Franklin resaltó tres de las 11 recomendaciones que el Departamento de Bancos ha hecho: que ofrezcan educación financiera a residentes y negocios en su distrito, además de proveer un informe acerca de sus planes al Departamento; que ofrezcan productos y servicios asequibles; y que el Estado considere varias formas para que las sucursales garanticen sus depósitos.

“En conclusión el Departamento cree que puede hacer más para mejorar las brechas hechas por la falta de bancos en comunidades sin instituciones financieras”, dijo Franklin, quien agregó que estaba dispuesta a ayudar para que más bancos soliciten tomar parte del programa BDD.