Novela: Del barrio a la torre de marfil

Denver/EFE – Sergio Troncoso se crió en la colonia de Ysleta, en El Paso, Texas, en el seno de una familia humilde como todas las otras a su alrededor.

Cuando era niño, recuerda, no había agua corriente ni electricidad en las casas de ese barrio a poca distancia de la frontera con México.

Troncoso, sin embargo, tuvo una niñez ampliamente enriquecida por la lectura y por las historias familiares que circulaban a su alrededor.

Su vida cambió radicalmente al obtener una beca para cursar estudios universitarios en Harvard, un logro inimaginable en su humilde comunidad.

De los retos de esta experiencia nace gran parte de su obra literaria, tanto en los ensayos que comprenden “Crossing Borders- Personal Essays” y también en su recién publicada novela.

En los 16 ensayos de “Border Crossings” se exponen las distintas fronteras -lingüísticas, culturales e interpersonales- que el autor ha tenido que sortear a lo largo de su carrera.

De carácter íntimo, estas reflexiones revelan los retos de ser, además de escritor e intelectual latino, esposo, padre, hijo y nieto.

Sorprende la franqueza con la cual Troncoso aborda temas dolorosos como lo hace en la carta en tres partes a sus hijos en la cual relata la lucha de su esposa contra el cáncer de seno.

En la tercera parte, por ejemplo, el autor describe cómo cada bache que cruzaba el taxi que los llevaría del hospital a la casa parecía causarle un dolor intenso a su esposa.

Una vez en casa, uno de los hijos corre a abrazar a su madre, pero el padre se interpone rápido con un abrazo recordándole que tenga cuidado.

Entre lágrimas, el chico le cuenta de su día en la escuela mientras que el más pequeño se acurruca al lado de su madre, agarrándole el brazo con sus deditos, casi sin moverse “como en un trance”.

Son esos detalles los que llenan de vida la prosa sencilla y accesible de estos ensayos, demostrando cómo de estas experiencias tan personales emana un mensaje universal sobre lo que nos une, a pesar de nuestras muchas diferencias.

Troncoso explica que si en charlas y en ensayos él se ha encontrado en su historia personal la materia prima para su escritura, no es porque la considere excepcional, sino al contrario, una historia común entre las comunidades latinas.

Con esto no se refiere a lo específico, pues desafortunadamente no son muchos los latinos que tienen acceso a una educación en universidades de primera, pero la base que su familia le ofrece es la norma entre latinos y otras comunidades inmigrantes.

“Amor incondicional, con grandes expectativas y autoresponsabilidad”, escribe.

“La disciplina y el enfocarse en trabajar duro, con la libertad para elegir y autodeterminarse”.

“Y tiempo para los hijos”, son las lecciones que Troncoso aprende de su familia y que expone como base de sus logros personales, profesionales y comunitarios.

Estos temas reaparecen en su novela “From this Wicked Patch of Dust” recién publicada por University of Arizona Press.

Es la historia de una familia inmigrante en busca del sueño americano.

La novela se inicia en 1966 con la mudanza de la familia Martínez a la colonia de Ysleta.

Cuahtémoc y Pilar, orgullosos de su herencia mexicana, imaginan un porvenir para sus hijos en el cual el éxito personal, la unidad familiar y la herencia cultural van de la mano.

Los cuatro hijos, sin embargo, toman rumbos diferentes al entrar en contacto con realidades muy distintas a las de su infancia.

Ismael, el más joven de los hermanos, recibe una beca para asistir a la universidad de Harvard, “adonde fueron los Kennedy”.

Presenta una imagen compleja de las dinámicas familiares.