OTAN condiciona el fin de su misión en Libia

Bruselas/EFE – Los ministros de Defensa de la OTAN acordaron ayer una serie de criterios que se seguirán para decidir el fin de la misión aliada en Libia, un operativo que terminará pronto, según aseguraron.

“Está claro que el fin está a la vista. Las fuerzas de Gadafi están luchando por una causa perdida, la amenaza a los civiles está desapareciendo y los recientes desarrollos positivos en Libia son irreversibles”, señaló en una rueda de prensa el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen.

El político danés explicó que los ministros discutieron las condiciones bajo las que se puede dar por completada la misión en el país norteafricano y subrayó que la OTAN está lista para cerrar sus operaciones en cuanto se cumplan “las condiciones política y militares”.

Esos criterios fueron detalladas por el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, que aseguró que la decisión tendrá que ver con lo que ocurra en la localidad de Sirte -principal bastión de la resistencia-, con la disposición de las fuerzas gadafistas para atacar a los civiles, con el hecho de que el propio Muamar el Gadafi mantenga control sobre los combatientes y con la capacidad de las nuevas autoridades.

La decisión de terminar la misión será “una confluencia de todos esos” puntos, explicó el principal mando militar de la OTAN, el almirante estadounidense James Stavridis.

“Es muy importante que tomemos la decisión correcta”, subrayó.

Los ministros de Defensa de la OTAN discuten en Bruselas el apoyo que la organización dará a las autoridades de Afganistán más allá de 2014, cuando está previsto que las tropas internacionales hayan transferido toda la responsabilidad de seguridad al país.

El objetivo de la Alianza es aprobar esa estrategia de cooperación a largo plazo con Kabul en su próxima cumbre, que se celebrará en mayo del próximo año en Chicago (Estados Unidos), por lo que las discusiones tendrán un carácter preliminar.

El secretario general, Anders Fogh Rasmussen, aseguró ayer que la organización mantendrá su “compromiso” con Afganistán una vez completado el proceso de transición que se inició este verano.