Perú quiere que campesinos no cultiven coca

Lima/EFE – El primer ministro peruano, Salomón Lerner, dijo ayer que el Gobierno evalúa pagar a campesinos en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), en la selva sur del país, para que dejen de cultivar hoja de coca y siembren productos alternativos, al afirmar que la política de erradicación ha sido un “fracaso”.

En rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Lima, Lerner dijo que el Gobierno tiene un presupuesto de 15 millones de soles (5,4 millones de dólares) para el resto del año para la erradicación de cultivos de coca.

Ahora, dijo Lerner, hay que saber “cuánto nos costaría decirles a estos pequeños agricultores que no siembren la hoja de coca y comiencen a tener cacao, café o algunos frutales”.

La idea es hacer un plan para ser aplicado en 1.000 ó 1.500 hectáreas del VRAE, actualmente la zona de mayor concentración de cultivos de hoja de coca y donde viven unas 350 mil personas, indicó el primer ministro.