Piden nuevo plan de seguridad en El Salvador

San Salvador/EFE – La Iglesia católica dijo ayer que el Gobierno salvadoreño debe mejorar el plan de seguridad debido a que no ha logrado “el objetivo” de disminuir la violencia, y que ésta se ha convertido en “una situación crítica”.

“Es un hecho que no se ha conseguido el objetivo” de disminuir la violencia, claro que habrá que revisar, que habrá que mejorar” porque “estamos en una situación crítica, histórica”, señaló el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, durante la tradicional conferencia de prensa tras la misa dominical.

“Hay algunas cosas buenas (del plan) que habrá que mantenerlas, pero hay que admitir que algunas cosas, seguramente no tan buenas, (hay que cambiarlas) puesto que no se ha conseguido el objetivo”, recalcó.

“Es necesario sentarse a analizar el problema para buscar la mejor solución al más grande problema” que tiene El Salvador, donde diariamente 11 personas son asesinadas, indicó

El prelado también consideró que el Gobierno necesita invertir más en la prevención del delito.

“Entre más se camina en esta dirección (prevención) mejor”, consideró Alas, al tiempo que indicó que le parecía “poco” lo que están “haciendo” las autoridades gubernamentales al respecto.

El arzobispo también manifestó su esperanza de que pronto el país salga de esta situación de violencia “con la ayuda de Dios y con el esfuerzo de todos”, y así poder “cambiar ese calificativo” de ser el país más violento del mundo, consideró.

El informe “Carga global de la violencia armada”, de la organización Small Arms Survey, divulgado el pasado 27 de octubre en la sede de la ONU en Ginebra, señala a El Salvador como el país más peligroso del mundo, con 62 asesinatos por cada 100.000 habitantes entre 2004-2009.