Programa de inglés muestra resultados sorprendentes

Redacción de impreMedia – Una prueba piloto administrada a niños inmigrantes recién llegados a Canadá reveló mejoras sorprendentes que alcanzaron los dos dígitos.

En ocho semanas, los niños que participaron en las clases de inglés Woogi mejoraron sus habilidades de comprensión, gramática y lectura del idioma.

El Centro de Recursos Comunitarios Kelowna, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios para la familia y la comunidad desde 1983, realizó una prueba durante el verano con niños inmigrantes cuyo primer idioma no era el inglés. A través de la internet, y desde sus casas, los niños de Kelowna, Columbia Británica, participaron en lecciones y actividades de 20 a 45 minutos, comunicándose con otros niños online, y con profesores de la comunidad de Woogi. Juntos, formaron parte de una clase global de más de 1.5 millones registrados en todo el mundo. Un día a la semana, también se encontraron cara a cara con un docente, para reforzar la enseñanza.

Entre los niños lectores, se vio un aumento del 3 % en las habilidades de comprensión y vocabulario, un 12 % en el dominio de la gramática y un aumento del 14 % en lectura y escritura.

Entre los niños no lectores, se comprobó un aumento del 19 % en la habilidad de comprensión y vocabulario, y un 49% de mejora en la gramática.

“La primera fase del proyecto piloto Woogi Inglés ha superado todas las expectativas”, afirmó Bill Downey, Director de Recursos de la Comunidad Kelowna, “Estamos ansiosos por dar el siguiente paso, que es ofrecer este programa a los cientos de miles de niños y sus familias que no hablan inglés”.

El programa está siendo evaluado por el gobierno de Columbia Británica como herramienta educativa para los inmigrantes recién llegados.

Las clases de inglés Woogi son parte de un revolucionario programa de enseñanza del idioma para niños de 5 a 12 años. El programa combina el juego y la interacción de una comunidad online. Los niños aprenden literalmente jugando y comunicándose con otros niños alrededor del mundo.

Woogi también ofrece un componente de tutoría para motivar a los niños.

Los niños pueden trabajar desde cualquier parte de mundo donde haya acceso a la internet. Las clases pueden tomarse desde el aula o el hogar. Y los padres pueden estar tranquilos de que sus hijos se encuentran en un ambiente seguro, y que están aprovechando su tiempo frente a la pantalla de la computadora para aprender algo que los beneficiará y les abrirá la puerta a un mundo de oportunidades.