Promueven bebida prehispánica llamada ‘elixir de los dioses’

Los Ángeles/EFE – Una bebida de origen azteca reservada para la aristocracia y utilizada como energético para los corredores que llevaban los mensajes o alimentos al emperador Moctezuma es rescatada hoy por sus propiedades estimulantes y antioxidantes.

Conocida como “la bebida de los dioses”, el téjate es preparado a base de cacao y contiene antioxidantes y minerales que favorecen los neurotransmisores, explicó a Efe Gabriel Gómez-Martínez, presidente del grupo cultural “Guish-bac”, en zapoteco “Pueblo del cielo”, cuyo objetivo es preservar las costumbres de esta comunidad.

“Los zapotecos únicamente tenían reservada esta bebida para la aristocracia”, explicó Martha Ugarte, activista y comunicadora oaxaqueña residente en Los Ángeles, pero Moctezuma “también permitía que la tomaran sus mensajeros”.

Según la tradición, el emperador azteca ordenó que se le diera la bebida como fuente de energía “a quienes llevaban alimentos desde el puerto de Veracruz hasta Oaxaca”, un trayecto de cerca de 280 millas que los mensajeros realizaban corriendo, acotó Natividad Santiago, vicepresidente de Guish-bac con sede en el sur de California.

“La preparación del téjate comienza cuando se cocina el maíz en agua de ceniza”, explicó Inés Cruz, tejatera de San Lucas Quiaviní, México, ganadora de la Tercera Feria Del Tejate realizada en Los Ángeles el año pasado y a la que acudieron más de 3.000 personas.

Después de lavarlo, el maíz se muele junto con el cacao, semillas de mamey y la flor del cacao -una pequeña flor blanca y perfumada del árbol llamado rosital- formando una masa, a la cual se le va agregando agua mientras se revuelve suavemente lo que produce en la superficie una capa conocida como la “flor del téjate”.

“Se sirve frío para aliviar la sed y recobrar la energía”, agregó la tejatera, quien aprendió los secretos de la preparación de su madre, Guadalupe López.

Por su alto contenido de cacao, el téjate ha sido reconocido como uno de los principales antioxidantes naturales.

“En sus propiedades antioxidantes el téjate es 30 veces mejor que el vino rojo, 20 veces mejor que el té verde y 10 veces mejor que el arándano”, afirmó Marisela Martínez, coordinadora de cultura del grupo.

Para promover el consumo de “la bebida de los dioses” -que también es considerado un afrodisiaco- se han realizado actividades para educar a las comunidades sobre los valores nutritivos de esta bebida y difundir además la cultura oaxaqueña.

Además se está impulsando la comercialización de la bebida en Los Ángeles y el sur de California, donde se concentra la mayor parte de la comunidad oaxaqueña en Estados Unidos.

Por su elaboración artesanal, “no es fácil comercializarlo embotellado pues se perderían algunas de sus cualidades antioxidantes y vitamínicas”, aclaró Gómez-Martínez.

Por ello, se ha comenzado a distribuir en algunos restaurantes hispanos, donde se lleva la masa para que en los locales lo mezclen con el agua y se pueda ofrecer fresco a los clientes.

La bebida también es apreciada por los niños de origen oaxaqueño que viven en Los Ángeles como Emilio a quien “le gusta mucho” o Daniela quien lo toma frecuentemente pues su madre lo prepara.

Porque, como recuerda Gerardo Cruz, otro integrante de Guish-bac el grupo existe para “enseñarle a nuestros hijos nuestra cultura y nuestras costumbres para que sepan de dónde venimos, las valoren y las continúen”.