Protege tu casa

Calcula cuánto seguro necesitas para cubrir la estructura de tu propiedad en caso de pérdidas

Para determinar cuánto seguro necesitas comprar para tener cubiertas las pérdidas que pudieras tener en caso de que algo le suceda a tu vivienda, tienes que calcular bien cuánto dinero te haría falta para cubrir los costos de la estructura de tu propiedad, su contenido y tus pertenencias personales, la cobertura para responder a la responsabilidad civil con terceras personas y los gastos adicionales si tienes que residir en otro lugar durante las reparaciones.

En específico respecto a la cobertura de la estructura de la propiedad, pudieras darte el lujo de decir que “tienes suficiente cobertura de seguro” sólo si tu póliza te alcanza para reconstruir tu casa de acuerdo a los actuales costos de construcción – NO en base al precio que pagaste por ella al momento de la compra, que casi siempre es menor al costo actual.

Algunos bancos exigen que los dueños de casas que tienen hipotecas obtengan una cobertura al menos por el valor de lo hipotecado. Si el monto de tu cobertura está basado en el monto de la hipoteca, de todos modos asegúrate de que esta protección te permitirá cubrir los costos de reconstruirla.

Y aunque ya hayas pagado tu hipoteca por completo, no es recomendable que canceles tu seguro de vivienda. No importa lo que te digan quienes posiblemente no saben mucho de seguros: tu inversión siempre debe estar protegida en caso de que te sorprenda un desastre.

Una forma rápida de calcular bien la cantidad de seguro que necesitas, es la siguiente: contacta a un agente de bienes raíces, a una asociación de constructores o a tu agente de seguros, y pregúntales el precio de construcción en tu área por pie cuadrado. Entonces, multiplícalo por el total de pies cuadrados que tiene tu hogar. ¡Así de fácil!

Otros factores que también van a influir en el costo de reconstrucción de tu casa son:

l

El tipo de construcción de las paredes exteriores

l

El estilo: si es colonial, moderna, o como sea.

l

La cantidad de cuartos y de baños.

l

El tipo de techo y de materiales utilizados.

l

Si incluye otras estructuras como garajes, cobertizos o piscina.

lSi tiene chimenea, sótanos, o características decorativas como ventanas arqueadas.

l

Si se construyó a la medida, o está hecha de acuerdo a un plano común para muchas casas.

l

Si tiene mejoras, cuartos adicionales o ampliaciones.