Récord mundial de Paula Radcliffe en peligro

Madrid/EFE – La Asociación de Maratones Internacionales (AIMS) y la de Mayores Maratones del Mundo (WMM) se han mostrado contrarias a la decisión de la IAAF de homologar los récords femeninos que se establezcan en competiciones “solo de mujeres”, lo que invalidaría la plusmarca mundial de la británica Paula Radcliffe (2h.15.25), que pasaría a considerarse como “mejor marca”.

Según el cambio de la norma aprobado por la IAAF recientemente en Daegu, solo los tiempos conseguidos en competiciones exclusivamente femeninas podrán ser homologados como récords del mundo y las marcas logradas en carreras mixtas tendrían la consideración de “mejor marca”.

Esta decisión supone que la marca de 2h.15.25 conseguida por la británica Paula Radcliffe en 2003 dejaría de ser el récord mundial, y se consideraría a tal efecto el registro de 2h.17.42 que marcó la misma atleta en 2005.

Según la WMM y la AIMS esta decisión “no representa lo que quiere la especialidad de carreras en ruta” y proponen que se establezcan dos récords del mundo femeninos, reconociendo por separado las marcas conseguidas en competiciones mixtas y solo femeninas.

La AIMS representa a más de 300 carreras en todo el mundo, la mayoría en ruta, mientras que la WMM aglutina a los más importantes, entre ellos Boston, Londres, Chicago y Nueva York.

Actualmente las marcas consideradas para récords deben someterse a las reglas de competición de la IAAF e incluyen factores como la medición del circuito y desniveles autorizados entre la salida y la meta. La solicitud de un récord sólo es considerada si el atleta ha pasado el control antidopaje.