Suspenden partes de ley migratoria

Washington/EFE – Un tribunal federal de Alabama bloqueó ayer temporalmente algunas de las partes más polémicas de una ley estatal contra los inmigrantes indocumentados que debía entrar en vigor el pasado 1 de septiembre.

La ley HB56, que convierte en delito la presencia de indocumentados en Alabama, fue objeto de demandas por parte de la Administración del presidente Barack Obama y de grupos cívicos y religiosos a principios de agosto pasado.

En su dictamen de 115 páginas, la juez federal Sharon Lovelace Blackburn, prohibió al Gobierno estatal de Alabama que aplique cuatro de las cláusulas contenidas en esa ley, promulgada por el gobernador Robert J. Bentley el pasado 9 de junio.

Sin embargo, la juez no se pronunció sobre la constitucionalidad de la HB56 que, según sus detractores, atropella los derechos civiles de los inmigrantes e interfiere en una labor que sólo corresponde al Gobierno federal. Por ahora las autoridades de Alabama no podrán realizar arrestos y otras medidas.