Testigo cuestiona equipo usado por médico

Los Ángeles/EFE – Un ejecutivo de una empresa fabricante de equipamientos médicos cuestionó en la cuarta jornada del juicio por la muerte de Michael Jackson los aparatos empleados por el acusado, el doctor Conrad Murray, para la medición de las constantes vitales del cantante.

Según Robert Johnson, director de Calidad y Asuntos Clínicos de Nonin Medical, Murray usó un oxímetro de pulso portátil inadecuado para conocer el estado del cantante.

“Solo es apto para una revisión puntual de pulso y saturación de oxígeno”, dijo Johnson, cuya compañía distribuye el medidor Nonin 9500 que Murray colocó en los dedos de Jackson para saber su estado el día de su muerte.

“No es apropiado porque no tiene alarma”, añadió el testigo que, preguntado por la defensa del doctor, aseguró que Murray tendría que estar mirando en todo momento la pantalla del dispositivo para controlar las constantes, de otra forma no sabría si Jackson había sufrido un paro cardíaco.

Johnson explicó que el Nonin 9500 estaba diseñado para medir puntualmente el pulso, una operación que tarda 10 segundos, no para su instalación permanente.

La Fiscalía apuntó que el dispositivo usado por Murray era uno de baja gama con un precio inferior a 300 dólares y que existían otros en el mercado a partir de 750 dólares pensados para un monitoreo prolongado.

La defensa ha estado tratando hasta la fecha de restar credibilidad a los testigos presentados hasta ahora exclusivamente por la acusación y sostiene que fue el propio Jackson quien, supuestamente adicto a los fármacos, se tomó en ausencia del doctor la dosis letal de medicina que acabó con su vida.