Veracruz azotada por el crimen

México/EFE – La vida en el estado mexicano de Veracruz (este), donde ayer se reportó la desaparición de un periodista, se ha visto trastocada en los últimos meses por el incremento de la violencia del crimen organizado, que en días pasados alcanzó su apogeo con el hallazgo de 35 cadáveres en plena vía.

El estado, sin ser uno de los más violentos del país, experimenta un incremento en las acciones del crimen organizado y un deterioro en el ánimo de la población, que ahora vive más temerosa por la inseguridad.

En 2009 Veracruz registró 133 muertes relacionadas con la acción de la delincuencia organizada y en 2010 un total de 179, según datos de la Presidencia mexicana, lo que lo ubica entre los estados con niveles bajos de homicidios.

Sin embargo, el martes los cadáveres de 35 personas, entre las cuales hay un policía municipal y al menos dos menores, fueron encontrados en el transitado bulevar Adolfo Ruiz Cortines, en el municipio de Boca del Río, parte del área metropolitana de la ciudad de Veracruz, donde se halla la zona de mayor afluencia turística de la región.

Según las autoridades, las muertes están relacionadas con ajustes de cuentas de bandas de narcotráfico al menudeo y la gran mayoría de los fallecidos contaba con antecedentes penales.

El fiscal del estado, Reynaldo Escobar, dijo a Efe que ese caso, del que no hay precedentes en Veracruz, muestra que la violencia que padece el norte del estado, en sus límites con los de Tamaulipas, San Luis Potosí e Hidalgo, se ha extendido a la zona turística de la localidad.

En lo que va de año, además, tres periodistas han sido asesinados en la región.

El pasado 3 de junio fue hallado en un paraje rural el cadáver de Noel López Olguín, un periodista veracruzano que había sido declarado desaparecido en marzo, y el día 20 del mismo mes otro reportero dedicado a temas de seguridad fue asesinado junto con su esposa e hijo menor de edad.

A ese crimen siguió el homicidio de Yolanda Ordaz de la Cruz, otra periodista, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 26 de julio degollado en Boca del Río, dos días después de que se denunciara su desaparición. Finalmente, ayer se reportó el caso del periodista Manuel Fonseca Hernández, de 17 años, que desapareció el sábado en el municipio veracruzano de Acayucan.