20 años para descuartizador de Queens

QUEENS – Edwin Fuentes fue condenado ayer a 20 años de cárcel por asesinar y descuartizar a su esposa Reyna de los Santos el 19 junio del 2007.

“Todos queríamos más tiempo, pero estamos limitados por la ley y por las evidencias”, dijo ayer el fiscal Richard B. Schaeffer refiriéndose a que aceptó la declaración de culpabilidad para asegurar su condena.

Asimismo, se manifestó el juez Gregory L. Lasak: “Este es un crimen que amerita cadena perpetua, pero no había garantías de que un jurado lo condenara basándose en las pruebas que tenía la fiscalía”.

En la sala del tribunal se encontraban Marisol de los Santos y Milagros Pantaleón, hermana y prima de Reyna.

“Quizás te sientes bendecido por sólo 20 años de cárcel… pero esto no puede durar mucho porque la divinidad de Dios es más fuerte que la maldad”, dijo Marisol señalando que la condena no era justa. “Pero esa decisión no la tomé yo, la tomó la fiscalía”, acotó.

“Nunca me inspiraste confianza… pero nunca pensé que eras capaz de hacer eso. Espero que te arrepientas y que Dios te perdone, porque nosotros nunca vamos a ser capaces de perdonarte”, dijo Milagros.

“De nada valió señalar su violencia, los arañazos que tenía y que vieron periodistas que le entrevistaron”, señaló la hermana. “Tampoco se realizaron pruebas forenses en la casa que al poco tiempo Fuentes, ayudado por su familia, pintó y amobló”, agregó.

Fuentes negó que su familia -presente ayer en la sala- interviniera en el crimen y acusó a la familia de Reyna de “lavarle el cerebro para que se divorciara de mí”. El juez le increpó que no atacase a la familia. “Siento lo que he hecho, espero que mi familia y la suya vengan a término”, finalizó Fuentes.

Marisol recordó los días en que se denunció la desaparición de su hermana. “Desde el principio, cuando iba a la policía decían: Ahí viene la hermana de la que abandonó a sus hijos”, se quejó Marisol.

Por su parte, Enrique Lugo, director de Corona National Community Center: indicó que “los detectives dijeron que estaba en contacto con ellos, que se fue voluntariamente y que había que respetar su derecho. ¡Cuando ella estaba descuartizada en el Parque Forest!”.

“Tuvo oportunidad de borrar todas las evidencias”, agregó Marisol denunciando también a la Agencia de Protección Infantil (ACS) por dejarle la custodia de los niños.

Dos años después de su desaparición, los restos de Reyna fueron encontrados en el Parque Forest. Para esa fecha, Fuentes se encontraba en la cárcel, acusado de maltratar a los niños.

El hombre ofreció múltiples versiones sobre la desaparición que incluían ‘Se ha ido a Dominicana…’ ‘hemos discutido’, ‘ha cogido sus cosas y se ha ido…’. Incluso, llegó a dar a entender que se fue con otro. Sin embargo, Milagros encontró la billetera, los documentos y el celular en la casa.

En el 2010 las autoridades consideraron sospechoso a Fuentes, pero no fue hasta el pasado 25 octubre -a punto de iniciarse el juicio- que el hombre confesó el crimen y se comprometió a mostrar dónde estaban los restos que faltaban de Reyna [lo que ha hecho y éstos han sido entregados a la familia] a cambio de una sentencia de 20 años.