Vida de Roberto Clemente se lleva a las tablas

Nueva York – Debido al resurgimiento del teatro comercial latino en Nueva York desde hace unos 10 años, una nueva obra se estrena mañana en el Teatro SEA titulada “DC-7, La Historia de Roberto Clemente”. Junto a los actores boricuas, Manuel Morán, Modesto Lacén y Josean Ortiz, la obra explora la vida y tragedia que conllevó la figura del pelotero puertorriqueño que jugó en las Grandes Ligas por varias décadas y que pereció en un trágico accidente aéreo a los 48 años.

“Este sueño comenzó hace siete años gracias a David Maldonado y Ralph Mercado. Luis Caballero que es productor y actor de cine en Puerto Rico, escribió el guión. Me acuerdo que lo había engavetado por muchas razones, una de ellas fue el fallecimiento del promotor Mercado”, recuenta el fundador de la compañía teatral SEA, Morán, que también encarna en la obra a uno de los mejores amigos de beisbolista, Ramiro Martínez.

“Nuestra preocupación viene de que las nuevas generaciones de latinos no conocen mucho sobre la vida de este ícono del deporte”, asegura, acompañado por Lacén, cuyo parecido con el apuesto Clemente en la vida real devela el cuidado al detalle en dicha producción. “Tuve que rebajar unas cuantas libras”.

“Lo curioso es que la gente tiene la imagen de Roberto como un hombre muy serio. Lo que no conocen es que era un hombre muy jocoso. Además, padecía de insomnio y tenía varios hobbies como las flores, aprendió mucho de la quiropráctica porque sufría de dolores de espalda”, cuenta, pues el actor se adentró sobremanera en la vida del atleta, llegando a visitar a la viuda, Vera en Puerto Rico, al museo dedicado a Clemente en Pittsburg, además de leer cuanto libro existe sobre su persona.

Morán afirma que el elenco es de primera, aquí aparecen también Lorraine Velez como Vera, Josean Ortiz como Martino, quien instó a Caballero a escribir la obra pues ya conocía muy de cerca a Martino, hermano de Clemente, en Puerto Rico. La obra y dirección viene de la mano de Luis Caballero que en los últimos años realizó dos películas, “La Gringa” y “El Color de la Guayaba”, además la obra teatral es parte del festival Borimix, Puerto Rico Fest 2011.

“La obra retrata muy bien, la lucha y el valor de este hombre, que enfrentó racismo, y división por sus diferencias culturales, pues cuando llegó a Estados Unidos y no hablaba bien el inglés”, concluye Morán, al recordar al jardinero derecho de los Piratas de los Pittsburg.