Lluvia de estrellas en Latin Grammy

Las Vegas/EFE – La duodécima gala de los premios Grammy Latino arrancó ayer en Las Vegas (Nevada) en el centro de convenciones del hotel Mandalay Bay, un evento presentado por Cristián de la Fuente y Lucero en el que el dúo Calle 13 partió como favorito con diez candidaturas.

Precisamente ellos fueron los encargados de inaugurar la ceremonia con el tema “Latinoamérica”, una actuación en la que también intervino la orquesta de Gustavo Dudamel.

El tándem boricua consolidó su condición de máximos aspirantes al triunfo final al hacerse con cuatro galardones en la ceremonia previa a la gran gala de la música en español.

René “Residente” Pérez y Eduardo “Visitante” Cabra lograron los gramófonos dorados a la mejor canción tropical, por “Vamo’ a portarnos mal”; la mejor canción alternativa y el mejor vídeo musical versión corta, por “Calma pueblo”, así como el de productor del año, junto a Rafael Arcaute.

El cubano Paquito D’Rivera consiguió dos galardones por “Panamericana Suite”, al mejor álbum de jazz latino y a la mejor obra/composición clásica contemporánea.

El mismo número obtuvo la banda de rock mexicana Zoé, con mejor canción de rock, por “Labios rotos”, y mejor álbum de música alternativa, por “Música de fondo- MTV Unplugged”.

Por su parte, los artistas españoles Diego El Cigala y Niña Pastori se alzaron con el Grammy Latino al mejor álbum de tango y al mejor álbum de flamenco, respectivamente.

El Cigala consiguió el gramófono dorado por “Cigala y Tango”, mientras que Pastori3 se lo llevó por “La orilla de mi pelo”.

Otro de los premios destacados hasta ahora fue el mejor álbum de folk, que fue a parar a la fallecida Mercedes Sosa, por “Deja la vida volar – En gira”.3