49ers y Texans firmes como nuevos aspirantes

Bengals la mayor revelación, Jets salen de apuros y Bills sufriendo para mantener el ritmo

Entre las novedades de media temporada tenemos a Nueva York, Cincinnati y Houston. Respecto a los Jets, lo digo porque después de tres derrotas consecutivas a mediados de octubre se han recuperado para empatar el liderato de su división y vienen jugando mucho mejor que Buffalo y Nueva Inglaterra. Cincinnati, contra todo pronóstico, se ha metido de lleno en la pelea de su grupo, presionando tanto a Ravens como Steelers. Finalmente, Houston, desde el regreso del corredor Arian Foster se ve imparable, a pesar de la ausencia de su receptor estrella Andre Johnson.

Todo lo que sube, tiene que bajar. Patriots, Raiders, Redskins y Chargers estancados en un bache. Nueva Inglaterra igual sale, gracias al talento de Tom Brady, pero no estoy tan seguro de San Diego y menos de Oakland donde la llegada de Carson Palmer (6 intercepciones en dos juegos) no resolvió nada, mientras que en Washington pueden comenzar a planear vacaciones para enero.

No se pierdan la acción en la NFL y veamos lo más destacado del fin de semana.

Resto de la Jornada (A Seguir):

New Orleans (6-3) en Atlanta (5-3)

Primera de dos fechas pendientes entre los favoritos en la división Sur de la Nacional. Los Falcons mejoran poco a poco, tres victorias consecutivas, aunque ninguna de llamar la atención. Vencieron a los Eagles en la segunda fecha y a los Lions hace dos semanas. El receptor novato Julio Jones se destapó con dos pases de anotación, uno de 50 yardas y el otro de 80, pero es apenas su primer juego con más de 100 yardas. Ya era hora y recordemos que fue contra los Colts, así es que templen su entusiasmo. El quarterback Matt Ryan contribuyó con tres pases de anotación la semana pasada y pudieron descansar al corredor Michael Turner, a quien necesitarán el domingo. Pura ofensiva en Atlanta y resulta que para derrocar a los Saints, hay que frenarlos, y ni pista de los Falcons en las principales categorías defensivas (puntos permitidos, yardas totales permitidas, defendiendo la carrera, el pase, intercepciones y capturas de mariscal de campo). No sé ustedes, pero en guerra de puntos, voy con Drew Brees por encima de Ryan. Brees es primero en la liga en yardas por pase, segundo en rating, porcentaje de pases completos y pases de anotación. Olvídense de parar a Brees, no estoy seguro que Atlanta pueda con el ataque por tierra de Nueva Orleans, con la trifecta de Mark Ingram, Pierre Thomas y Darren Sproles. La mejor defensiva es el ataque, no le presten el ovoide a los Saints.

Detroit (6-2) en Chicago (5-3)

Los Bears le sacaron la victoria a los Eagles para mantenerse en la pelea en su grupo. No veo a tres equipos de la división Norte de la Nacional calificando a playoffs, y Green Bay tampoco será el ausente, así es que entre estos dos se disputan una sola plaza. Un consejo para Chicago: sigan usando al corredor Matt Forte, por tierra y por pase donde es uno de los líderes en yardas combinadas. Los Lions descansaron y se preparan para el grueso de su calendario divisional. La ausencia del corredor Jahvid Best elimina cualquier oportunidad de mayor equilibrio en el ataque, poniendo toda la presión sobre el mariscal Matthew Stafford. El joven ha respondido, con 19 pases de anotación contra solo cuatro intercepciones, pero apenas supera el 60% en pases completos. Si no le sube, el entrenador Jim Schwartz sufrirá más corajes.

Pittsburgh (6-3) en Cincinnati (6-2)

¿Qué demonios sucede en la división Norte de la Conferencia Americana? Bengals en primer lugar. ¿Cómo puede ser? Muy sencillo, Cincinnati ha ligado cinco victorias al hilo gracias al desarrollo de su quarterback novato, Andy Dalton, su receptor novato, A.J. Green, y una defensiva imponente (cuarta en la liga en puntos permitidos, yardas totales permitidas y segunda contra la carrera). Esas son las buenas noticias. Las malas noticias incluyen cuatro encuentros contra Steelers y Ravens en las últimas ocho semanas de la temporada. Trapitos al sol y buena suerte para los Bengals. Si sobreviven se lo habrán ganado a pulso. Para colmo de males, Pittsburgh y su mariscal Ben Roethlisberger llegan de malas después de haber perdido el segundo contra Baltimore en su propio Heinz Field. El surgimiento de los Bengals ha convertido a esta división en la más fuerte de la liga. Los Steelers no tienen margen de error, dado los desempates contra Baltimore. Cualquier otra derrota pone en peligro su pase a playoffs y apenas vamos en la décima semana. Así las cosas en Pittsburgh y mientras sigan sufriendo por tierra, seguirán sufriendo para alcanzar los playoffs esta temporada.

NY Giants (6-2) en San Francisco (7-1)

Los 49ers poseen el segundo mejor record en la liga con siete victorias contra una sola derrota. Tres tristes puntos, gracias a un pase Ave María de Tony Romo, separan a San Francisco de los invictos Packers. Con cinco juegos de ventaja en su propia división, no hay duda que los 49ers pasan; la gran pregunta es si podrán ser factor en playoffs. Cualquier equipo con la mejor defensiva (en puntos permitidos y defendiendo la carrera) y un ataque por tierra productivo (Frank Gore) tiene la combinación ideal para sorprender en enero. Lo notable de la nueva camada en San Francisco es el cambio de estilo y personalidad. Olviden la finesa y gracia de los pases flotados de Joe Montana o Steve Young a Jerry Rice, a estos tíos les gusta jugar rudo. Habrá que ver cómo responden cuando los tortazos se pongan más fuertes, por ejemplo, el domingo contra los Giants. Nueva York, detrás de Eli Manning ha ganado tres al hilo, el último a domicilio contra un tal Tom Brady y los Patriots. Los Giants tienen un calendario brutal de aquí a fin de año. Enfrentan a cuatro equipos actualmente en primer lugar de su grupo (49ers, Packers, Saints y Jets) más cuatro rivales de división (dos contra Dallas).