Es hora de iniciar otra carrera

La situación financiera actual puede abrir las puertas a nuevos horizontes

Nueva York – Cuando Mayelin Codina se quedó sin empleo, después de ser una reclutadora de personal en el área de finanzas por más de 10 años, en medio de una economía inestable y carente de ofertas en el plano laboral, entendió que tenía que buscar una solución a largo plazo.

No vaciló ni un instante, y con el apoyo de su pareja se embarcó en su nuevo proyecto de vida. “Ser enfermera fue siempre una de mis opciones, antes de decidirme por el área de negocios”, reconoce la cubana de 39 años, licenciada en Mercadeo y Finanzas.

“Hice mis investigaciones, y me matriculé en el Instituto Técnico Lincoln, para obtener mi certificación como Asistente Médico, luego de descubrir que las posiciones en el área de la salud son las más estables”, agrega.

Y aunque asegura que no logró recibir ningún tipo de ayuda financiera de parte del estado en que vive, decidió perseverar y aplicar para un préstamo estudiantil.

Como ella, muchos profesionales de nuestra área están apostando por giros significativos en su vida ocupacional, y optan por evaluar cuáles son los oficios de más demanda, y mejor remunerados. Desde conseguir su diploma de escuela superior, regresar a terminar esa carrera que dejó inconclusa, obtener entrenamiento especializado en áreas específicas, hasta comenzar una nueva carrera.

Entrenarse en una nueva carrera o agregar a la que poseemos, no solo suma a nuestra hoja de vida, sino también al ingreso salarial.

De acuerdo al Departamento de Trabajo, en su informe de ocupaciones de mas rápido crecimiento entre el 2008 y el 2018, las oportunidades en el área de Ingeniería, Cuidado de la Salud, y Tecnología, siguen siendo las de mayor proyección.

Y aunque las carreras tradicionales mantienen su demanda, no es menos cierto que cada vez son más requeridos los entrenamientos talvez menos tradicionales en áreas como Terapia Física, entrenadores, cuidado de niños y envejecientes, hasta entrenadores de mascotas. Cualquiera que sea su elección, los expertos consideran que debe cuestionarse a si mismo, en preguntas tales como;

¿Qué disfruta haciendo?

¿Qué es bueno haciendo?

¿Cuáles son las cosas que cambiaría de la ocupación que desempeña en la actualidad?

¿Cuáles son sus metas?

¿Qué tipo de entrenamiento necesita para llegar a esas metas?

Después de tener claro el ámbito profesional en que desea incursionar, el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York, le aconseja dirigirse a uno de los centros de capacitación y orientación distribuidos en todos los condados. Los llamados One-Stop Career Centers ofrecen herramientas para determinar el tipo de entrenamiento necesario para lograr sus metas de trabajo, y los contactos de escuelas en su comunidad de acuerdo al entrenamiento que necesite. En su portal de Internet, careeronestop.org, también encontrará información sobre cómo pagar por la educación que persigue.

Aunque hacer un cambio radical a mediana edad es una gran decisión, y el hecho de sentirse seguro aunque no satisfecho en la ocupación que se desempeña, podrían tornarse en impedimentos para aventurarse a un cambio productivo, existen clases y horarios para todas las necesidades. Ya sea en una escuela vocacional, técnica o comunitaria, encontrará cursos en tandas nocturnas, y de fines de semana con los cuales podrá convalidar sus horas laborales.