Decora con gratitud

Cómo adornar la casa para el Día de Acción de Gracias

Los Angeles – Si han seleccionado su casa para celebrar Acción de Gracias o Thanskgiving, prepárese para dar una calurosa bienvenida a sus invitados.

Sin mayor trabajo que el que seguramente ya tendrá en los preparativos de los alimentos, puede adaptar su casa y hacer un lugar acogedor para disfrutar de esa celebración.

“La decoración más importante es una sonrisa”, expresa Jackie Castañeda, presentadora de Hogar Express del canal de cable Utilísima. “Olvídese de decorar parte de la casa, solo piense que usted debe tenerla de la manera en que le gustaría que la recibieran”.

En estos momentos en los que no hay demasiado tiempo ni presupuesto, lo más importante es ser creativo y poner más de manifiesto los sentimientos, finalmente es de lo que se trata este festejo.

El día de Acción de Gracias es una celebración tradicional en este país y en Canadá -que se festeja en octubre-, en donde lo fundamental es reunirse con la familia para agradecer las bondades recibidas durante el año, y compartir con los amigos, sobre todo en lo que se refiere al banquete.

“Creo que [en esta fecha] es más importante demostrar el valor que le damos al hecho de que visiten nuestra casa y quieran compartir ese día con nosotros”, expresa la presentadora.

En realidad no hay demasiada decoración para esta fecha, es suficiente el esmero que se pone en la mesa, donde es el objetivo de la celebración.

Sin embargo hay detalles que se pueden realizar de manera fácil y que seguramente sus invitados, e incluso su familia, se sentirán halagados y estos no requieren de mayor inversión.

“Se pueden hacer tarjetas personalizadas”, propone la presentadora. “Se colocan en el lugar que ocupará cada uno de los invitados”.

“Esas tarjetas pueden tener el nombre o el apodo con el que cariñosamente se le llama a la persona”, explica. “A veces puede resultar divertido, porque también puede ser algo que identifica la personalidad del invitado”.

Los personalizadores se pueden realizar con papel grueso o para tarjeta, con los colores del otoño y ponerles el nombre con algún marcador de tinta fina.

Le puede incluir cualquier detalle extra, pintarle una hoja seca que identifica esta fecha o algún garabato.

Incluso, puede hacer que alguno de sus hijos participen en esta manualidad. !Seguro la disfrutarán!.

Otra opción sería utilizar las frutas de temporada, por ejemplo las peras.

Es una fruta actual, que tiene una forma elegante pero además, su cáscara tiene un color otoñal. La puede colocar sobre un plato, y luego en su tallo colocar la tarjeta personalizada.

Si desea darle otro “toque” a su hogar, puede colocar las calabazas que utilizó en Halloween. Si aún las conserva, pueden formar parte de su decoración.

Las calabazas pequeñas, que le cuestan un dólar o menos porque ya está finalizando la temporada, las puede distribuir por toda su mesa y como centro de mesa puede ser uno de los platillos que preparará esa noche.

Las hojas secas de los árboles, que caen durante esta temporada, son un hermoso elemento decorativo y no le cuestan nada, sólo el trabajo de levantarlas del piso.

Seleccione las más grandes y las puede utilizar como portavasos.

Otra idea es distribuirlas en toda su mesa. Quizá alguno de sus hijos le guste la idea de pintarlas o poner el nombre de los invitados.

Sin embargo recuerde el consejo de Jackie Castañeda: “Lo más importante es recibir a los invitados con una gran sonrisa. La decoración más maravillosa es que usted muestre en su persona, que no es falsa sino sincera”.