Montan guardia en la corte

MANHATTAN – Mientras los indignados de Wall Street (OWS) realizaban ayer sus múltiples manifestaciones por la ciudad en lo que han denominado “Un día de acción”, en la corte de Manhattan activistas y simpatizantes esperaban la liberación de los últimos detenidos el martes en el desalojo de Zuccotti Park.

“Estamos aquí para darles apoyo emocional”, dijo uno de los que se aglutinaban bajo la pancarta del grupo Non Violent Communication (Comunicación No Violenta), uno más de la entramada red de asistencia que el movimiento ha creado y que en su mayoría optan por permanecer anónimos en su política de “movimiento sin líderes”.

También montaban guardia los abogados de la National Lawyer Guild (NLG), la federación de abogados creada en 1937 que presta asistencia legal gratuita a los movimientos progresistas y en los casos de encarcelación masiva. Sus abogados ejercen la práctica de la ley en todo tipo de bufetes y se prestan voluntarios para la NLG en estas ocasiones.

También en la corte se siguieron produciendo las vistas de aquellos arrestados el primero de octubre en el puente de Brooklyn.

A las 5:00 p.m., cuando se iniciaba la última convocatoria de OWS en Foley Square, la policía y OWS daban la cifra de 177 arrestados. Asimismo indicaron que siete policías habían resultado heridos -ninguno grave- pero destacaron dos casos: un uniformado precisó más de 20 puntos en su mano después que un OWS le lanzara un objeto cortante. Otro uniformado tuvo que ser asistido después que un OWS le lanzase un líquido irritante a la cara.

Al cierre de esta nota, la fiscalía de Manhattan no disponía de datos sobre los arrestos de ayer, ya que el proceso policial lleva al menos 24 horas antes de ser transferido a la corte.