El Galaxy va por la Copa la MLS

Sigue a El Diario NY en Facebook

CARSON, CALIFORNIA – Hoy podría ser el último partido de David Beckham con el Galaxy de Los Angeles, pero esa situación es la que menos le interesa en estos momentos a los jugadores y directivos del equipo.

El cuadro angelino enfrenta hoy al Dynamo de Houston para disputar la Copa MLS correspondiente a la temporada 2011 y al final del partido de mañana el contrato del mediocampista inglés habrá expirado.

Beckham ha vestido la camiseta del Galaxy por cinco años pero eso no hace que el duelo de la final se convierta en una especie de homenaje a la estadía del británico en el conjunto angelino.

“Nuestra meta es ganar el campeonato para el equipo, para el club, para la franquicia, pero no específicamente para David Beckham”, dijo su compañero Mike Magee.

“No creo que ganar o perder el campeonato de la MLS altere el resultado final de la carrera de Beckham en el futbol”, expresó el delantero.

El entrenador del equipo, Bruce Arena, dijo que no ha discutido con Beckham el tema de que hoy estaría jugando su último partido vistiendo la casaca del Galaxy.

“No queremos distraernos de nuestro objetivo final que nos trazamos como equipo, hay que ganar el campeonato y después ya veremos qué pasa”, comentó el estratega al finalizar la práctica de ayer en el Home Depot Center.

“Seguramente la temporada entrante habrá cambios de personal, de jugadores, esa es la naturaleza de nuestra liga pero no quiero hablar del 2012 hasta que no acabe el partido contra Houston”, dijo Arena

Beckham se perdió dos prácticas consecutivas debido a un tirón muscular, pero no se perderá la final.

“David está bien, sin duda jugará la final y eso es todo lo que voy a decir al respecto”, señaló Arena.

El presidente ejecutivo del Galaxy, Tom Leiwke, dijo que Beckham tiene las puertas abiertas para regresar a jugar la próxima temporada al equipo pero admitió que las pláticas formales iniciarán después de la final contra Houston.

“No hay ninguna razón para hablar en estos momentos del futuro de Beckham en el equipo, en lo que hay que enfocarnos es en terminar de manera exitosa la gran campaña que tuvimos”, dijo el ejecutivo.

El Galaxy se mantuvo invicto toda la temporada en la cancha del Home Depot Center, escenario que hoy acoge la final.

“Nunca hemos hablado de eso en el vestidor, no queremos hablar de nuestra calidad de invictos en nuestra casa, eso sería una distracción que interferiría con nuestra misión de ganar el campeonato”, explicó el entrenador.

Magee considera que el de hoy significa el juego más importante de su carrera profesional.

“El ambiente y la atmosfera que nos rodea es muy diferente al de cualquier partido que hayamos jugado en el año. Eso implica una presión extra pero a la vez es una motivación para coronarnos ante nuestro público”, dijo Magee.