Esparza probará sus puños en Rusia

Sigue a El Diario NY en Facebook

Pero considerando que han sido pocas las oportunidades que ha tenido Esparza para competir a nivel internacional, se mordió el labio y se enfocó en lo que mejor sabe hacer la promesa olímpica, entrenar con todo su ser.

Marlene Esparza es una de las grandes promesas de oro olímpico para Estados Unidos en los juegos de Londres 2012, en los que el boxeo femenil debita como deporte oficial.

Los músculos de sus brazos se aprietan cuando ya lleva más de 20 repeticiones en la cuerda pero todavía le faltan 10, así que solamente se sacude los brazos, mira su sudor caer a la lona y cuando llega a 30 hace tres repeticiones adicionales.

Busca la perfección en cada uno los golpes que tira sobre las manoplas de su entrenador, Rudy Ayala. Repite las combinaciones y se asegura que sus pies están plantados correctamente en cada movimiento. Y cuando comete un error no cuestiona la crítica de Ayala y corrige de inmediato.

Todas las noches Esparza duerme con el monstruo de la incertidumbre en su mente y es precisamente ese monstruo lo que la empuja a trabajar con una dedicación extraordinaria.

“Como no me han conseguido suficientes peleas internacionales y no he visto a los rivales de otros países con regularidad no sé en qué nivel están. Y es por eso que siempre tengo que dar el extra en los entrenamientos porque no sé qué me espera a la vuelta de la esquina”, dijo Esparza antes de hacer el viaje a tierras europeas.

“Lo único positivo de la incertidumbre es que nunca me siento confortable, siempre estoy pensando en qué tengo que mejorar y no me conformo”, agregó la atleta.

En Rusia la houstoniana se medirá a boxeadoras de cinco países europeos, incluyendo a las complicadas rusas, y en Ucrania competirá en un dúo con las pugilistas de ese país.

“Mi meta en estos torneos es por lo menos llegar a la final y si lo logro es una buena indicación de que vamos por buen camino y que estamos para competir con las mejores”, agregó Esparza.

Si Esparza tiene suerte le conseguirán un torneo más a nivel internacional en los próximos meses, y aunque dos torneos internacionales no es una cantidad ideal a estas alturas, cuando falta menos de un año para las Olimpiadas de Londres, la siete veces campeona nacional buscará aprovechar estas oportunidades al máximo.

“Lamentablemente los recursos que tiene el boxeo de Estados Unidos no están siendo utilizados en el boxeo femenil como en otros países. Me he enterado de que otros países están fogueando regularmente a sus boxeadoras, esa es una ventaja que otros países tienen sobre nosotros”, explicó Esparza.