Sus vecinos lo describen como un ‘chico raro’

MANHATTAN – Los vecinos del presunto terrorista José Pimentel, 27 años, lo describen como un hombre taciturno que se pasaba todo el día recostado a un lado del 601 oeste de la calle 137 donde vivía en el apartamento 55 con su abuela y un tío.

Tanto tiempo pasaba allí que dicen que las marcas que hay en la pared del edificio corresponden una al pie que ponía en ella y la otra a su espalda.

“Se le veía sentado fumando, como el que no tenía nada que pensar o si no aquí parado y yo decía ¡qué raro ese chico con pantalón corto!”, indicó Ana Rodríguez que vive en un edificio al lado y se lamenta que sea dominicano como ella. “En lugar de ponernos en alto lo que hace es que nos aplasta más”.

“El muchacho era bien callado, bebía su café negro con ocho cucharadas de azúcar, comía comida árabe y fumaba sus cigarrillos”, dijo David Rodríguez un joven que se presentó como músico de reggaeton y aseguró conocer a Pimentel desde hace tiempo.

Una vecina que pidió no ser identificada le definió como “un vago que se pasaba el día entero fumando, la mayor parte del tiempo solo y muy pensativo”.

Pimentel se convirtió al Islam y frecuentaba varias mezquitas, especialmente la de calle 96 con la Tercera avenida. Admiraba a Osama Bin Laden y a Saddam Hussein y tenía pensado adoptar el nombre de Osama Hussein en honor de ellos.